domingo, enero 07, 2007

Estupidez navideña

Hola a todos

En Navidad parece que salen de debajo de las piedras. Toda esa panda de predicadores a decirnos lo hipócritas que somos recordándonos que mientras nos estamos atiborrando a polvorones, los niños pobres de Africa se mueren de hambre. Como si la culpa de la pobreza la tuviésemos nosotros y los polvorones (El hecho de que las naciones subdesarrolladas estén gobernadas por sátrapas corruptos e intervencionistas no tiene nada que ver, por supuesto).
Todo esto para iniciar el típico discurso (anti)navideño en contra del consumismo (palabra de moda), ese sistema alientante e injusto que no hace sino enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres. El otro día, uno de estos cantamañanas bienpensantes se me acerca por la calle a soltarme su soflama. Según un informe, - me decía- este año las familias españolas gastaremos entre regalos, comidas y tal una media de 904 €. ¡Menuda barbaridad! Con la de gente que se podría ayudar con ese dinero y nosotros gastándolo en cosas superfluas... ¡qué hipócritas que somos hablando de paz y amor mientras cometemos semejantes tropelías!

Sin embargo, parémonos a pensar. Haciendo un cálculo aproximado podríamos decir que en España habrá unos diez millones de familias, luego tenemos un total de 9.000 millones de euros de gasto navideño en todo el país. Un BILLÓN Y MEDIO de pesetas.
Con todo ese dinero estamos pagando a pequeños y grandes empresarios, a dependientes, a perfumistas, diseñadores de ropa, fabricantes de juguetes, etc... No solo eso, también a los mineros que extraen el hierro para hacer los tornillos de los coches teledirigidos o a los que recogen la almendra del turrón ¿Os imagináis la cantidad de gente a la que estamos pagando? Podríamos asegurar que hasta el último céntimo de toda esta fortuna está sirviendo para pagar el sueldo de alguien. Y sin no haced la cuenta. Id restando; esto se lo lleva el tendero, esto el transportista, esto otro el fabricante con lo que paga a sus empleados, esto otro es lo que sirve para pagar a los proveedores de materias primas y etc...
Gracias a esos 904 € por familia estamos dando de comer a mucha más gente que la más grande las oenegés. Y no solo eso. También hay gente que indirectamente se está beneficiando del dinero que pagamos. Porque ese fabricante de juguetes va al peluquero y compra el pan pagando con el dinero que ha ganado gracias a nuestro consumismo desbocado.

Por otro lado, estamos fomentando que las empresas saquen nuevos productos que vender a precios más baratos. Gracias a nuestra demanda se diseñan nuevos sistemas tecnológicos y económicos de los cuales todos nos beneficiamos después. Por ejemplo, gracias a la gran demanda de teléfonos móviles y la competencia entre compañías, las tarifas se han reducido hasta lo que hace unos pocos años se hubiera considerado una miseria Los móviles son de altísima tecnología y se renuevan con frecuencia permitiendo que aparatos que antes serían de película de cienca – ficción estén hoy al alcance de casi cualquier bolsillo.

Y todo esto, sin necesidad de coacción por parte de ningún poder público. Nadie nos obliga a hacerlo sino que somos nosotros quienes de forma completamente libre y voluntaria pagamos todo ese dinero con la mejor de las sonrisas recibiendo un bien (el regalo o el turrón que hemos comprado) a cambio. Nos sale rentable.

¿Os imagináis que este sistema se exportara a todo el mundo? Acabamos de ver cómo la sociedad de consumo garantiza calidad de vida para mucha gente. ¿Qué pasaría si los países subdesarrollados adoptaran el mismo sistema?
Así que ¿Realmente queremos erradicar la pobreza? Seamos consumistas.



Fonseca

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Primero decir que no creo en el comunismo, por si a caso.

Me parece increible lo que acabo de leer. Menuda forma mas bien expresada, eso si,de dar la vuelta a la tortilla.
Los primeros que han causado el subdesarrollo son los paises desarrollados que nos metimos a explotar y a llevar nuestras formas de trabajo y de vida sin preguntar.Y tras dominarlos, humillarlos, explotarlos y ATROFIAR SU DESARROLLO NATURAL nos marchamos dejandolos sin recursos e inmersos en un mundo en el cual ellos no se quisieron meter.
La respuesta a la pobreza no es ni la mayor productividad, ni muchisimo menos, el mayor consumo porque para conseguir el bienestar social tendriamos que equilibrar población con productividad y no generar basureros inmensos de stocks.
Acabo de darme cuenta de lo de "moderación de comentarios", bueno pues eso, sin comentarios.

Fonseca dijo...

Hola "usuario anónimo".

Ante todo, no te preocupes, siempre y cuando escribas algo coherente se publicará. Hombre, agradecería que escribieses tu nombre. Especialmente si nos conocemos. El rollo este de los "anónimos" no me gusta mucho.

Tienes razón en que gran parte de la culpa de que los países del tercer mundo estén como están es nuestra. El colonialismo no hizo sino atrofiarles temporalmente. Sin embargo, me gustaría apuntarte algunas cosas.

Primero, mentarte el ejemplo de EEUU. Una colonia más del antiguo imperio británico, como podía serlo la India o Hong Kong. Sin embargo, a diferencia de estos últimos, los americanos al independizarse adoptaron un sistema democrático y liberal y poco a poco fueron progresando hasta ser hoy la nación más poderosa del mundo.

Tampoco olvidemos otros casos como Taiwan. O si me apuras Japón. Países en los que los grandes imperios coloniales metieron mano todo lo que pudieron y que al adoptar una economía capitalista son hoy día naciones ricas como la nuestra. Hace tan solo cincuenta años Taiwan era un país muy pobre, tanto como pueda serlo ahora Kenia o Uganda.

Curiosamente, si analizamos la mayoría de los casos de países pobres veremos que tienen gobiernos corruptos e intervencionistas. Muchos de ellos fueron pertenecientes a la órbita soviética en tiempos de la guerra fría. De hecho la URSS financió la mayoría de los movimientos anticolonialistas en su afán de lucha contra el capitalismo lo cual influyó en que la mayoría de estos tuviesen un corte (filo)socialista.
Un clarísimo y pintoresco ejemplo lo tienes en Mozambique, el décimo país menos desarrollado del mundo que tiene como símbolo nacional el AK – 47; el arma oficial de la URSS ( y por cierto, el más vendido ya que era el que los soviéticos vendían a todos estos grupos anticolonialistas).

¿Qué pasaría si (por ejemplo) Mozambique abriera su economía, eliminara las restricciones económicas, los impuestos altos y las injerencias del estado y permitiera que se estableciera un mercado? Probablemente tendríamos unos resultados sorprendentes.

Aún así, se toparía con varios problemas con la UE para comerciar. En Europa tenemos muchísimas leyes que protegen nuestro comercio de otros que podrían ser mucho más competitivos. ESO SI es poner trabas al desarrollo. Probablemente si eliminásemos esa clase de intervencionismo en nuestra economía en vez de dar dinero a las oenegés, los más pobres podrían comerciar y progresar.
Y es que si, tenemos parte de culpa. Abramos más nuestro mercado. Aboguemos por un libre mercado global. Por un CAPITALISMO GLOBAl. Creo que esa es la solución.

Un saludo y gracias por comentar.

Fonseca

Anónimo dijo...

Gilipollas.

Anónimo dijo...

Subnormal.

Anónimo dijo...

Payaso

Anónimo dijo...

Chupapollas.

Anónimo dijo...

Me cago en todos los miembros de tu puta familia, en los vivos y en los muertos.

Juan Paloma dijo...

Deberías configurar el blog para que pudieran comentar sólo los registrados en blogger, que si no se te llena todo de mierda.

Anónimo dijo...

Pues me ha gustado. Comento aquí después de hacerlo en el post que está más arriba, por cosas del ratón y eso. Sigue escribiendo así (en esta ocasión me toca desdecirme algo de lo del otro post), y te revelaré mi identidad.