martes, noviembre 20, 2007

No compres un piso

Recibo esta noche un correo reenviado de esos que odio y borro sin ni siquiera leer. Se titula “No podemos volver a casa por Navidad” y por eso de que en el fondo soy un sentimental, hago una excepción y me pongo a leerlo. Mal hecho.

La mala hostia se apodera de mí. La siento fluir desde las manos hasta la nuca. Una oleada de sangre amarga que me crispa los nervios. Necesitaba blogearlo.

Resulta que uno de esos contactos de Messenger que no sé por qué cojones no he borrado todavía porque hace la tarara que no sé nada de ellos ni tampoco me importa un pimiento, me manda un correo reenviado. “No podemos volver a casa por Navidad” dice. Habla de la vivienda, tema recurrente en al agenda setting de la caterva de gilipollas que hay en este país.

Según dice el mensaje, en 1979, una casa costaba 500.000 pesetas y la podías pagar con catorce mensualidades. Actualmente hacen falta 175, que se dice pronto. Luego dice que es una injusticia y que putos constructores explotadores que tal y que cual. El libre mercado y bla, bla, bla. Se calla que en 1979 la demanda de pisos en propiedad no era ni de lejos la de la actualidad, que muchos se apañaban con alquiler. Que a mayor demanda, suben los precios. Y que si en 2007 hacen falta 175 mensualidades para pagar un piso es porque podemos pagarlo. Porque no estamos en la situación precaria de finales de los setenta.

Pero lo que cuando realmente he tenido que gritar “¡¿Qué clase de mamón ha escrito esta mierda?!” ha sido unos párrafos más abajo cuando leo “no vives en una democracia sino en una dictadura. El dictador no se llama Francisco Franco, sino La Caixa, BSCH, Banc de Sabadell o, en general, 'la banca'” Desde aquí puedo imaginarme al pozo de sabiduría que ha escrito semejante revelación sonriendo orgulloso ante su portátil. Pero es que, a diferencia de Franco, nadie te obliga a contratar los servicios de ningún banco. En mi caso particular, un buen día sentí que el BSCH me estafaba y, simplemente, dejé de utilizar la cuenta que tenía ahí. Aún nadie me ha llamado de ninguna oficina para amenazarme con multas ni nada por el estilo. Soy libre de consumir o no un servicio.

Si quiero comprarme un piso, sé que hace falta tener dinero y quizás necesite recurrir a los servicios de un banco ¡Pero nadie me obliga a hacerlo! Se puede vivir perfectamente de alquiler o en una caravana. Y nadie prohíbe el pago al contado.

Pero entonces, el lumbrera autor del mail prosigue con su manifiesto diciendo que si compras un piso de alquiler, el dictador en este caso es el arrendador. Un hombre que ha comprado un piso, no lo utiliza y lo cede en usufructo para quien voluntariamente quiera pagar el alquiler y vivir en él es ahora un dictador por que lo dice el capullo victimista de turno. Repito; a diferencia de un dictador, si tu no quieres vivir en un piso comprado o alquilado ¡Nadie te obliga!

Sin embargo ¿Para qué vamos a utilizar razones si con discursos sentimentalistas llegamos mejor a la gente? Decimos lo horrible que es la situación actual y nos basamos en el principio universal de “siempre te quejarás del sueldo y la situación económica que tienes”. Que, de seguro, Emilio Botín en el bar, con los colegas, dirá que vaya mierda sueldo tiene y que está hasta los mismísimos de trabajar. Así que no hay más que tirar por ahí para mover a masas de gilipuertas. Que salir a la calle a dar voces es más divertido que pensar un poco por uno mismo.

Al final del correo, el autor convoca a todos a una gran manifestación en todas las ciudades españolas para protestar y para llamar la atención de los políticos. Y yo estoy harto de que una pandilla de corderitos degollados vengan a hacerse las víctimas y a pedir que el Estado les arregle sus vidas con el dinero de todos. Porque, a diferencia de un banquero, yo sí estoy obligado a pagar, me guste o no, impuestos. Y no estoy dispuesto a que por que este atajo de mamones (en todo el sentido de la palabra) intente imponerme, al más puro estilo dictatorial, sus deseos, tenga que pagar más de mi dinero. La cuestión es muy clara ¿Quieres piso? Lo pagas ¿No quieres pagarlo? No tienes piso. Que sopas y sorber no puede ser.
Fonseca

19 comentarios:

Anónimo dijo...

Si que es verdad que lo que proponen y piden esos 'manifestantes' es erroneo o injusto.
Lo que no quita, que, como todos los sectores de la sociedad, el suelo y la vivienda este muy intervenido por el estado y encarezca los pisos por muchiisimas razones que no voy a entrar hora.
Tambien tienes razon con que no es necesario una hipoteca, no hace falta vivir en el centro, si quieres los beneficios de vivir en el centro, tienes que asumir sus costes(aunque esten inflados artificialmente). Pero vamos, que estamos hablando de quien estamos hablando, que se les va a pedir.

Anónimo dijo...

Lamo culos, ¿puedo?

Hijos del CCV dijo...

Di que si Fonseca, después de verte pegando carteles por Cantarranas sobre la feria del coleccionista (ja, ja)me has disipado mis dudas sobre si eres o no un auténtico frikazo.

¡Felicidades!

Para otra vez les dices a los de la Barmacia si puedes poner un cartelillo de los tuyos en su bar mientras sujetas con tu piñada el carnet de "El Partido".

Bardo Loco dijo...

El día que te toque trabajar con tus manos y vivir de tu sueldo verás como cambias de opinión.
Amén de que esas chorrisandeces de dictaduras de banqueros y arrendatarios me la traen al pairo.

"Tambien tienes razon con que no es necesario una hipoteca, no hace falta vivir en el centro".

Para cualquier tipo de vivienda hoy en día es necesaria una hipoteca. Creo que vives un poco alejado de lo que cuestan los pisos y lo que gana la mayoría de la gente, que no son, precisamente, grandes empresarios ni miembros del alto funcionariado.

Fonseca dijo...

Bardo Loco, por lo que veo no has debido leer los últimos comentarios. El argumento estúpido de "El día que trabajes cambiarás de opinion" me suena igual que "El día en que un negro te quite el trabajo, verás como dejas de ser tolerante con las demás razas".

Y se desmonta así de facil. Yo no tengo unas ideas porque tenga una situación económica determinada sino porque creo que son las ideas correctas.

Por lo que veo, al esgrimir ese tipo de argumentos demuestras que tus valores son totalmente oportunistas. Que ahora defiendes intervención por parte del gobierno en el tema de la vivienda porque te viene bien y que el día en que sirva mejor a tus intereses económicos te convertirás en el más capitalista de todos.

¡Enhorabuena! ¡Eso es tener moral! (es sarcástico)



Fonseca

Bardo Loco dijo...

"Bardo Loco, por lo que veo no has debido leer los últimos comentarios. El argumento estúpido de "El día que trabajes cambiarás de opinion" me suena igual que "El día en que un negro te quite el trabajo, verás como dejas de ser tolerante con las demás razas"."

La bobada de la jornada. Mira, saliendo del colectivo estudiantil te encuentras que la gente las pasa putas para pagar un sitio donde vivir, que tienen que estar doblando chapas durante horas interminables o poniendo tornillos en una fábrica, escribiendo artículos frente aun ordenador hasta la 1 de la madrugada o desmontando un camión escenario mientras a la mayoría de la gente le quedan 3 horas para despertarse, y a final de mestienen poco más de mil euros en el cheque.
¿Te suena a demagogia barata? Pues te hablo de lo que he visto, y de lo que no es una minoría en España.

"Por lo que veo, al esgrimir ese tipo de argumentos demuestras que tus valores son totalmente oportunistas".

No, yo siempre he defendido el intervencionismo, porque creo que es lo correcto, porque pagamos a un estado precisamente para que tome medidas contra los problemas de la sociedad.
El mercado la boral está hecho una mierda, y suerte vas a tener si "alguien" te consigue un buen puesto de trabajo. Pero la mayoría va a estar trabajando durante años sólo para pagarse cuatro paredes.

Fonseca dijo...

Bardo Loco, te lo has dicho todo; argumentos demagógicos. Cualquiera con más de dos neuronas es capaz de verlo así que paso de explicarte por qué es demagógico.



Fonseca

Bardo Loco dijo...

"Cualquiera con más de dos neuronas es capaz de verlo".

Que parezcan demagógicos no significa que sean menos ciertos. Cualquiera con dos neuronas es capaz de verlo.

"así que paso de explicarte por qué".

Igualmente.

Fonseca dijo...

"Que parezcan demagógicos no significa que sean menos ciertos"

Parecer, ser... en fin, que... no sabes por donde salir pero no me vas a dar la razón ¿no?.

Sin comentarios.



Fonseca

Bardo Loco dijo...

¿Te has dado cuenta de que aún no me has dado un sólo argumento?

Es lo mismo, tú no me vas a dar la razón, al menos hasta que experimentes tú mismo el problema.

Bardo Loco dijo...

Y, por cierto, el autor de ese texto no es un idiota quinceañero con una camiseta del Che, sino que es un artículo de opinión que escribió Forges para El País.

José Mateos dijo...

Deja Red Liberal. Te está afectando.

Fonseca dijo...

El artículo lo ha escrito Forges. Puta madre. Por mí como si lo escribe Benedicto XVI; es una gilipollez como un piano.

"El día que te toque trabajar con tus manos y vivir de tu sueldo verás como cambias de opinión"

ESTO es lo que has dicho con respecto a mi artículo. Nada más. Es tu único razonamiento. Y creo que te lo he desmonatado ya. Que mis ideas no son fruto de si trabajo o no, sino de unos razonamientos que me parecen lógicos. Si quieres, puedes rebatírmelos, pero no decir que los vaya a cambiar el día en que mi situación económica cambie. A parte de demostrar que tus valores no se basan más que en el oportunismo más inmoral del mundo, son susceptibles de cambiarse con tus circunstancias. Que si el hecho de que alguien tenga que pasarlo mal para pagar un piso le lleva a defender la intervención del estado en el mercado de la construcción, por la misma razón, si un día un inmigrante te quita el piso de trabajo te harás racista y votarás a Democracia Nacional.

Y es que precisamenté los partidos nacional-socialista basan sus programas en tu premisa de que "el día que descubras lo puta que es la vida, dejarás de ir de tolerante por la vida".

¿Te parece suficiente? Si te he llamado oportunista y carne de voto a DN. Si eso te parece un insulto, puedes darte por insultado.

Y José, me siento de puta madre en Red Liberal al lado de blogs mucho más cojonudos que este.


Fonseca

Bardo Loco dijo...

"A parte de demostrar que tus valores no se basan más que en el oportunismo más inmoral del mundo, son susceptibles de cambiarse con tus circunstancias"

No estoy hablando de mi situación económica, sino de la situación económica del país. Y por supuesto que un sistema político ha de cambiar para adaptarse alas condiciones de vida y a los deseos de sus gobernados. No le veo nada de rastrero ni oportunista a eso. Y mucho menos de inmoral: el gobierno está para servir al ciudadano, no al revés. ¿De verdad te parece inmoral que el Estado ayude a quien lo financia?

Lo de recurrir a una comparación tan absurda como laque has hecho y creer que has desmontado mi punto de vista sólo con eso me parece una idiotez. Por cierto, las opiniones no sólo deben formarse a través de la información teórica, pues muchas veces (y deberías saberlo estudiando periodismo) la teoría está muy alejada de la práctica, y es necesaria la experiencia. De otro modo vuelves a soltar idioteces.

Si consideras que decir idioteces es un insulto... pues eso.

Fonseca dijo...

Bardo loco, voy a dejar de contestarte porque lo que dices no es más que dar vueltas sobre lo mismo cambiando las palabras. Eso y intentar devolverme mis ironías pensando que eres mordaz. Con todos mis respetos, resulta patético por tu parte.

"El día que te toque trabajar con tus manos y vivir de tu sueldo verás como cambias de opinión"

Tu frase se refiere única y exclusivamente a MI situación económica. Piensas que mis ideas liberales nacen del hecho de que soy estudiante y no trabajo para vivir. Que el día en que tenga que currar, descubriré lo que es la vida y cambiaré de opinión. "Cree el ladrón a todos de su condición". Si piensas que la gente basa sus ideas en su situación laboral/económica/social, das a entender que el primero que lo hace eres tú. Y eso es arrimarse a los valores "que más calientan". Oportunismo puro y duro.

Lo de si los gobernantes tienen que preocuparse o no de los ciudadanos lo has añadido después y no tiene nada que ver con tu primera afirmación. Estás huyendo hacia delante. Cambiando de tema y autohumillándote.

Ale, ahora si quieres me vuelves a escribir un comentario saliéndote por la tangente y repitiendo mi misma despedida y mis mismos insultos. Que pareces Ana Rosa Quintana.




Fonseca

Bardo Loco dijo...

Te repito por quincuagésima vez que me refiero al estado general de España, en cuanto a la relación entre sueldos y precios de la vivienda. Pensé que sabrías a qué me refería cuando personalizaba contigo, pero me equivoqué. Pensé que te aclararías cuanto te lo explicaba explícitamente, pero volví a errar. Creo que el que se autohumilla negándose a aceptar otras ideasque no son las suyas eres tú, y no le veo nada patético a mis comentarios. Quizá si los leyeses detenidamente encontrarías algo de provecho. Creo que he desmontado tu acusación de oportunista en mi post anterior, que al parecer has mirado por encima, más bien que leído. Me obligas a autocitarme:

"No estoy hablando de mi situación económica, sino de la situación económica del país. Y por supuesto que un sistema político ha de cambiar para adaptarse alas condiciones de vida y a los deseos de sus gobernados. No le veo nada de rastrero ni oportunista a eso. Y mucho menos de inmoral: el gobierno está para servir al ciudadano, no al revés. ¿De verdad te parece inmoral que el Estado ayude a quien lo financia?"

Por cierto, si a tí te parece patético que alguien no comulgue con tus ideales pues, por mí, de puta madre.

Tus únicos argumentos hasta ahora han sido:
-Llamarme oportunista.
-Considerar mi actitud de patética y autohumillante. Esto me toca lamoral personalmente, pues yo pienso lo mismo de tu postura.

Aparte de eso no me has dado ninguna razón lógica que pongo mi opinión por debajo de la tuya.

Otra cosa: hatajo, cuando se refiere a un grupo de personas, es con H.

"Lo de si los gobernantes tienen que preocuparse o no de los ciudadanos lo has añadido después y no tiene nada que ver con tu primera afirmación. Estás huyendo hacia delante. Cambiando de tema y autohumillándote".

Ni mucho menos, es precisamente la explicación a mi primera frase, que al parecer tanto te ha picado. Hay una situación en nuestro país, que comprobarás en tus propias carnes cuando salgas al mercado laboral, y el gobierno debe tomar medidas para ayudar a sus ciudadanos a sobrellevar mejor ese problema. No veo huída hacia adelante por ninguna parte. Y mucho menos autohumillación. Ahora, si tienes un rato, lee con calma todo lo que he escrito y mira si no es lógico.

Por cierto:

"repitiendo mi misma despedida y mis mismos insultos".

Si no insiltases no tendría por qué hacerlo, pero quizá así aprendamos a mantener las formas, que falta nos hace, y más cuado no es necesario caer en eso cuando tienes una posición privilegiada como moderador.

Fonseca dijo...

Bardo Loco, sin comentarios...

Argumentos de peso: He cometido una falta de ortografía. Punto.

Lo dicho, paso de seguir discutiendo porque no tienes argumentos pero tampoco vas a dar tu brazo a torcer.


Fonseca

Anónimo dijo...

"Y mucho menos de inmoral: el gobierno está para servir al ciudadano, no al revés. ¿De verdad te parece inmoral que el Estado ayude a quien lo financia?"

Ergo, mantenemos (o ahondamos en) un sistema que beneficia a unos pocos (veáse ministerio de la vivienda) sacándole el dinero a unos muchos... vamos, la caraba.

Genial lección, "duro" trabajador.

¿Te suena aquello de: "dime de qué presumes..."?

¡Venga a seguir destrozando acordes, Mozart!
:-D

Bardo Loco dijo...

"Argumentos de peso: He cometido una falta de ortografía. Punto".

Eso no era un argumento, era un simple comentario. Parece que tu compañero anónimo lo ha entendido mejor aunque no esté de acuerdo. Y, si, como da a entender, me conoce, podría identificarse, que postear como anónimo es muy fácil.

"Ergo, mantenemos (o ahondamos en) un sistema que beneficia a unos pocos (veáse ministerio de la vivienda) sacándole el dinero a unos muchos... vamos, la caraba.

Genial lección, "duro" trabajador".

Bueno, la idea es que el Estado ha de beneficiar auna mayoría, y no a través de subvenciones, que me parecen parches temporales que no hacen sino agravar el problema, sino mediante la legislación.

Otra cosa, yo ahora mismo no trabajo: estudio.