jueves, enero 10, 2008

Libre para meterte farlopa (mi respuesta a Aquiles)

Hola Aquiles. El otro día hablabas sobre drogas dando una idea para justificar su ilegalización bastante interesante. Se trata de un tema muy recurrente, tanto en Red Liberal como en otros muchos sitios. Sexo, drogas y rockandroll, dan más juego que todos los ronpauls del mundo. Así que, desde aquí voy a intentar rebatirte y explicarte por qué pienso que las drogas deberían ser legalizadas.

Ante todo, yo no creo que se sea y se deje de ser liberal por ser o no prelegalización. Para empezar me parece un poco estúpido ir por ahí repartiendo carnets de liberal o socialista. Como comenté en otro post hablando sobre Milton Friedman, ser de izquierdas o de derechas, radical o moderado, son cosas meramente circunstanciales. Probablemente ciertas cosas que hay asumimos como normales, hace doscientos años serían medidas imposibles de soñar para el más radical de todos. Y viceversa.

Pero me gustó cuando dijiste que uno sólamente es libre de escoger tomar drogas una vez. Que después se vuelve un adicto y se convierte en un esclavo. Desde aquí no pienso hacer ninguna apología de la farlopa y decir que no es adictiva ¡Faltaría más! Pero como liberal entiendo que, de la misma forma que yo pienso que no tendría la suficiente fuerza de voluntad como para evitar caer en una adicción fuerte, otro si puede ser capaz de meterse nieve sólo cuando quiera. ¿Puedes demostrarme que no existan casos así? No (y no, no puedes a no ser que cierres tus ojos a la realidad).

¿Cómo definirías la libertad? P.J. O´Rourke tenía una frase muy buena al respecto “Libertad es el derecho a hacer lo que te plazca y la obligación de cargar con las consecuencias” Hacer lo que te place puede ser, por ejemplo, gastarse el sueldo del mes en irte de cena un día con tus amigos (pedazo cena tendría que ser, por cierto). Cargar con las consecuencias sería estar el resto del mes sin un duro, lo cual limita radicalmente tu capacidad de acción porque no puedes comprar cosas ni hacer prácticamente nada. Sin embargo, eres libre de hacerlo. Eres libre de ser un irresponsable y consideramos totalmente legítimo que uno haga con su dinero lo que quiera. De la misma forma, otro debería poder ser libre de, si quisiera, en vez de despilfarrar su dinero, tomar drogas duras. Las consecuencias las conocemos todos, y claro que pueden limitar su capacidad de acción. Pero es que ser libre significa cargar con las consecuencias de tus actos, incluso cuando estas son limitar tu capacidad de acción.

Vayamos más lejos. Fue Kant quien dijo que “la libertad es escoger libremente lo que queremos que nos la coarte”. Tenía razón. Cuando tú entras en un club voluntariamente, ya estás asumiendo una serie de nuevas normas que limitan tu capacidad de acción. Lo mismo si decides iniciar una relación amorosa seria o, en este caso, drogarte.

Por supuesto, no voy a comparar las drogas con el matrimonio (que bien ha sonado ¿eh?). Puedes decirme que en el segundo caso siempre está la opción del divorcio y yo te pregunto ¿No hay casos de desintoxicación? No cabe duda que se trata de un duro proceso por el que no todos están dispuestos a pasar. Dejar las drogas requiere un esfuerzo físico y mental tremendo. Pero ¿Y divorciarse? ¿No conoces casos de personas que hayan tenido que recurrir a psicólogos para superar una ruptura? Familias rotas, hijos desconcertados y hombres (y mujeres) que con cuarenta años, se ven obligados a iniciar su vida desde 0 ¿No te parece suficientemente duro? Dejar un matrimonio puede ser tan duro como dejar una droga. Pero que sea difícil no significa que sea imposible.

¿Te parecería justo que se prohibiera que la gente se case? Obviamente no porque ser libre no significa que te protejan de las cosas malas sino poder tomar tus propias decisiones y cargar con las consecuencias. Soy liberal y defiendo la libertad ante todo, por eso defiendo la legalización del mercado de las drogas. Porque pienso que cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera.

17 comentarios:

aquiles dijo...

ains...a hora que las aguas habían vuelto a su cauce... vas a lograr que me echen! ;

interesante argumentación, pero hoy estoy cansado, mañana te respondo :P

FBL dijo...

Bien argumentado y totalmente de acuerdo. Pero sólo una cosa, Fonseca, se trata de despenalizar no de legalizar (lo cual sería regular).

Saludos.

Mr. Hyde dijo...

Con respecto a este asunto me permito recomendar un libro muy interesante llamado Nuestro derecho a las drogas. (En defensa de un mercado libre) de Thomas Szasz. Está publicado en español por la editorial Anagrama y sus argumentos son demoledores.

Stewie Griffin dijo...

Me alegra verte defendiendo la libertad, desmelenandot un poco vamos ;)

v. gago dijo...

Ser libre cueste lo que cueste. La idea es más o menos ésa, ¿no?. Su idea y la del Sr. O'Rourke. Puedo hacer lo que me pete y arrostrar las consecuencias. Si puedo pagarlo, lo hago porque soy libre. Cueste lo que cueste. Un cálculo de costes, una optimización de las restricciones presupuestarias. Para eso estamos aquí, ¿no?. Lo que puedo pagar, es lo que puedo hacer. De eso va la cosa, ¿no? Mi cuerpo es un generoso banco emisor de dinero fiduiciario con el que pagar cualquier deseo. Yo mismo emito los billetes con que pago mi libertad. Soy el gobernador de mi propio banco. Nadie audita mis reservas. Si en ese billete pone mi firma es que mi cámara acorazada tiene reservas(en sangre, en salud, en degradación psíquica, en cinismo, en cualquiera de los efectos que las drogas dejan a medio y largo plazo). Si puedo pagarlo, puedo quererlo. ¿Y qué es lo que quiero? ¡Ah! Lo que todo el mundo: la risa, el poder, el bienestar, que me quieran. Estoy dispuesto a dejarme un jirón de mi voluntad y de mi cuerpo a cambio de un poco de todo eso, o de su simulacro. Soy libre si puedo pagar con un poco de mi libertad real un poco de libertad simulada. Porque, diga lo que digan Ud. y todos los pro-legalización, la libertad no es una función del cuerpo, sino una función de la realidad. Ser libre en Second Life es ser un poco gili. Pero, siguiendo con su lógica de una libertad basada en los costes, ¿qué ocurre con quien no puede pagársela? ¿Qué pasa con la utilidad marginal de la última dosis? No me negará que un yonki a punto de palmarla sigue teniendo la inequívoca voluntad de meterse. Según la lógica de su post, sigue siendo un indivudo deseante, pero no es libre. Desea otra dosis de crack, otra raya, un último chute de heroína, el joy de maría que le consuma la última neurona lúcida, pero no es libre para meterse nada de eso porque ya no tiene con qué pagarla, o lo único que le queda es la vida. Para un "legalizacionista", ese instante culminante en el que su teoría de la libertad se derrumba probablemente le parecerá irrelevante. Dirá que el yonki aún puede pagar esa última dosis con su propia vida, está dispuesto a hacerlo, y, por tanto, la utilidad marginal de la misma es la más alta para él. Es la misma lógica impresa en O'Rourke: si puede pagar por sus actos, debe tener derecho a llevarlos a cabo. Pero ese último pago es fraudulento. Es más, destapa el enorme fraude de pagar libertad presente con pagarés de libertad futura. Por eso el Derecho nunca se invierte en un cálculo de costes: no es posible pasar antes por la cárcel y después, cometer el crimen, el suicidio o el atraco por el que se ha pagado previamente. Incluso en el cálculo de algunos tabloides británicos que primero sacan cuentas de las costas penales y civiles y luego difaman a sus víctimas, es imposible alterar el orden de la Justicia. Amigo mío, la libertad es una cuestión de justicia, es decir, de restitución de la libertad de los demás, no de dilapidación de la propia en ese negocio estúpido que consiste en pagar antes con libertad real la libertad de humo de la que se presume después.

DonCorleone dijo...

Sólo dos cosas:
La primera yala ha aputado fbl. Cuidado con lo de hablar de "legalizar" y no de desregular. Lo primero probablemente nos llevaría a toda una suerta de reglamentos y quién sabe si hasta un ministerio ad hoc. Cualquier cosapodría esperarse.
Y la segunda, que cuidado también con la definición de O'Rourke que utilizas para la libertad en tanto que perfectamente se cumple en todas partes: yo hoy soy perfectamente libre de venderte 300 kilos de coca siempre y cuando asuma la consecuencia de ir a la cárcel... ¿? ... Me gusta mucho más la de Kant.
Sobre el comentario de Gago, creo que confunde dosconceptos muy distintos: libertad y poder. ¿Es libre quien no puede comprarse el coche de sus sueños? Pues sí, perfectamente.

Dhavar y punto dijo...

Adenda:

Cualquiera que se tome la molestia de leer - es un buen tocho - la Historia General de las Drogas de Antonio Escohotado, se dará de bruces con una verdad palmaria e irrebatible:

Jamás se producido en ninguna sociedad "un problema con las drogas" y entonces se ha producido una legislación represora para solucionarlo.
El orden histórico es exactamente el contrario:
Primero aparece la Legislación represiva y automáticamente aparece "el problema de las drogas".
En Rusia, por ejemplo, se prohibió bajo pena de muerte el café.Pues bien, hubo mercado negro de café, yonquis de café, mafias de café,sobredosis mortal de café,café adulterado, etc.
Blanco y en botella.

Otra prueba:Llevamos más de sesenta años "luchando" contra las drogas y cad año que pasa el mercado mundial de las mismas no para de crecer. Y seguimos con el juego como imbéciles.Y seguiremos igual dentro de cien años. Bueno, igual no. Para entonces el mercado de las drogas será ya la mitad de la economía mundial.

mutawakil bin al farsi dijo...

Yo creo que el "problema de la droga" viene sobre todo de la gente que llevada por el desconocimiento se traga píldoras como las de que se empieza por un pooro y se acaba heroinómano o la de Aquiles, que al parecer empezo este debate: "sólo se es libre la primera vez que uno toma una droga, luego se es un adicto" ¿Perdón? Ninguna droga existente hoy tiene tal poder adictivo, ni siquiera el tabaco.Es perfectamente posible tener una experiencia con una sustancia X, no quedar satisfecho y no volver a probarla. De igual modo puede uno quedar satisfechísimo, pero limitarse a un consumo "razonable" (si me permiten la expresión).¿ O es que todo aquel que se bebe un vaso de vino se convierte en alcohólico? Pero claro, en una sociedad como la actual en la que el poder (al margen de partidos) intenta controlar todos los aspectos de tu vida (¿no es eso totalitarismo?) , si fumas, si no fumas, si comes demasiado, si lo que comes es sano o no, si corres con el coche, si lees, si no lees,... las drogas suponen un desacato tal que no veo cercano el día de su despenalización.

v. gago dijo...

A D. Corleone: no sé si la solución al problema de violencia y salud asociado al comercio y consumo de drogas es la desregulación. Que el Estado mire para otro lado. Concedamos que sí. ¿Convierte eso el consumo de drogas en un triunfo de la libertad individual? ¿Qué pasa con las familias, con el cole, con los Medios? ¿También deben desentenderse, en aras de esa supuesta libertad? Mi humilde tesis es que este asunto no tiene nada que ver con la libertad. Éso es lo que trato (sin duda, sin éxito) de decir cada vez que tercio en este debate, donde se ve que soy claramente un bicho raro. Quizá es la edad, que me vuelve aguafiestas. He visto a algunos amigos, los mejores de su generación, tipos de las mejores familias de mi ciudad, acabar hechos unos guiñapos. Yo mismo pude ser uno de ellos. ¿Por qué no lo fui? Sólo sé que no es un problema de libertad. No tiene nada que ver con ella. Pensar que alguien es libre simplemente porque puede pagarse con libertad real, libertad contante y sonante, no serlo o serlo en un paraíso artificial, a su bola, es un insulto a la dignidad de los que son esclavos a la fuerza. Insisto: la realidad no es una función del cuerpo, sino de la realidad. En la realidad siempre están los otros.

A dhavar y punto: precisamente, Antonio Escohotado es el vivo ejemplo de lo malas que son las drogas, y de cómo nublan el juicio. Le remito a una de sus últimas entrevistas en televisión, en el programa de Jesús Quintero.

v. gago dijo...

Perdón: quise decir "la libertad no es una función del cuerpo, sino de la realidad".

Bardo Loco dijo...

Sin que sirva de precedente coincidimos en algo. Sobre lo de despenalizar o legalizar opino que sería mejor lo segundo, principalmente en el caso de las drogas más fuertes,como ácidos o heroína. A mí no me molesta que alguien que esté cerca mío se fume un porro o se eche un tirito de coca, que al fin y al cabo son productos que no tienen mucho más efecto que la ingesta de alcohol en grandes dosis, pero las drogas más fuertes cambiabn radicalmente el comportamiento del que las toma desde el mismo momento en el que se "chuta", por lo que preferiría que su consumo estuviese regulado, pero no penalizado.

DonCorleone dijo...

A V. Gago: Creo que tenemos visiones distintas de libertad. Yo pienso que es libre quien no tiene coacción. Cosa distinta es el uso que tu hagas de tu libertad, pudiendo llegar a yonqui depravado -pero libre- o persona perfectamente feliz y chimenea y pareja estupenda. Pero eso no quita para que ambos sean felices.
Creo que el punto clave está en tu pregunta: "¿Convierte eso el consumo de drogas en un triunfo de la libertad individual?". No es que la libertad ignifique el consumo de drogas, sino el hecho de que nadie te coaccine si decides hacerlo. Claro que no e bueno tirarse por un edificio, pero deberías ser libre para poder hacerlo si así lo decides.
Un saludo.
PD: Me parece muy acertado el comentario de dhavar y punto. Hay que echarle nrices para meterse con el libro gordo de Escohotado. Yo solo he leído fagmentos, pero sumamente clarificadores.

Auggie Wren dijo...

Claro, ser libre para meterte todas las drogas que quieras. Entonces después los demás seremos libres de no pagar su puto tratamiento, ¿no? Porque una gran parte de esa gente acaba en plantas de Psiquiatría y luego somos los demás los que tenemos que pagar al médico, al enfermero, sus medicamentos y un huevo de cosas más para que el tío que era tan libre para meterse de todo aprenda otra vez a ser persona, eso en el caso milagroso de que lo consiga. (Y he dicho lo de la planta de Psiquiatría porque es algo que está a la orden del día, pero las drogas, todas las drogas, tienen graves repercusiones sobre todos los aspectos de la salud)

Fonseca, claro que hay gente capaz de meterse nieve o polvo de ángel o como leches quieras llamarlo sólo cuando quiera. De hecho, si preguntas a cada yonqui, te dirá que él es capaz de dejarlo cuando le de la gana, que él hace lo que hace porque es libre para hacerlo, etc.

Yo no he leído tantos libros sobre drogas como la gente que comenta por aquí, pero me parece que la gran mayoría de esa gente no reconocería a un yonqui aunque les mordiera el culo.

Fonseca dijo...

"Entonces después los demás seremos libres de no pagar su puto tratamiento, ¿no? "

Es que me parece igual de deplorable que que las drogas sean ilegales, el hecho de que todos, por huevos, tengamos que pagar la sanidad de todos. Antes de despenalizar las drogas, privatizaría la sanidad.

Es más, desear una sanidad pública y a la vez la legalización de las dorgas me parece una contradicción. Algo propio solamente de alguien sin ideas. Por eso te digo, Bardo Loco, que por favor, no digas que estás de acuerdo conmigo... porque no lo estás.

Y con respecto al que habla de los malvados SWAT entrando en la casa del pobre traficante con su familia, opino lo mismo que Auggie. Los traficantes de droga son por necesidad, una panda hijos de su putísima madre (incluyendo el de American Gangster) Tienen todo su derecho a serlo, sí. Pero que no me los vendan como hermanitas de la caridad.

Saludos.



Fonseca

Bardo Loco dijo...

"Por eso te digo, Bardo Loco, que por favor, no digas que estás de acuerdo conmigo... porque no lo estás".

Me refería sólo en cuanto a la legalización de las drogas. SÓLO en cuanto a eso. No pensé que estar de acuerdo conmigo en algo te molestaría tanto. Casi hasta me alegro.

Anónimo dijo...

"Y con respecto al que habla de los malvados SWAT entrando en la casa del pobre traficante con su familia, opino lo mismo que Auggie. Los traficantes de droga son por necesidad, una panda hijos de su putísima madre"

1.El tema es que entran en casas equivocadas, de inocentes.
2.Entran salvajemente, disparando a la minima, asesinando a cientos de personas al año, sin necesidad y muchos de ello por accidente/error. (Un simple rumor de... creo que el vecino del 5º hace algo raro, al rato paramilitares asaltan la vivienda sin avisar ni decir nada, a poco que piense que son ladrones los swat lo agujerean)
3.No hay absolutamente ninguna necesidad de entrar y menos asi. Se vigila la casa, se cerca y se llama a la puerta con una orden judicial, esta rodeado no puede salir (a no ser que pudiera haber rehenes, que no es el caso cuando asaltas la vivienda de una persona)
4.El crimen aumenta con las redadas salvajes de los swat, la inseguridad, la imposibilidad de defenderte de nadie, pues pueden ser policias los que asaltan tu casa aunque no se identifiquen incentiva el crimen, los robos, el panico, el miedo, el terror, si terrorismo, eso es la definicion de terrorismo, acojonar a inocentes.
5.La guerra contra las drogas es la puerta al infierno, al totalitarismo, al fascismo.
6.Cada uno con su cuerpo hace lo que le de la gana siempre.
7.Los comerciantes de droga pueden ser buenas personas, por ejemplo, doctores que trafican con mercancias del hospital, con los contactos que tienen, para sacar dinero extra y pagar la pequeña clinica para los pobres a la que ayuda.

Auggie Wren dijo...

Anónimo, en serio, estabas colocado cuando has escrito esto, ¿verdad? No he leído una sarta de patrañas más grande en toda mi vida.
Me ha hecho especial gracia el punto 7, con los pobres doctores que quieren ayudar a los necesitados y no les dejan, y por eso trafican con mórficos. Pues mira, para que lo sepas, en los hospitales esos medicamentos están totalmente contabilizados, así que tu ejemplo se va a la mierda. Los traficantes de droga son unos hijos de puta, que se aprovechan de yonquis que matarían a su abuela por una jodida dosis. A ver si lo entiendes de una puta vez.