lunes, diciembre 31, 2007

American Gangster; los hombres con principios

Ridley Scott haciendo una película de mafias. Russel Crowe haciendo de tipo duro (es decir, de sí mismo, para variar) y música molona ¿Qué más se podía pedir? No podía acabar el año sin haber visto American Gangster.

Cuál fue mi sorpresa al encontrarme con una película que no habla de mafias sino de hombres con valores y hombres sin valores. Empresarios y extorsionadores. Los dos protagonistas, el policía honrado (Russel Crowe) y el hombre de negocios (porque no es un mafioso) que comercia con heroína (interpretado por un impresionante Denzel Washington) son dos personajes antagonistas pero unidos por una cosa; honradez. Cada uno en su mundo, se mueven en base a unos principios que buenos o malos, no se traicionan por nada.
En el caso del personaje interpretado por Denzel Washington, se trata de un hombre que revoluciona el mundo de la droga en Nueva York. No es un gangster; es un empresario. Un hombre que ve como en su ciudad se comercia con la droga que requisa la policía, mezcla con montones de harina y revende a las mafias italoamericanas. Un producto de pésima calidad y a precios desorbitados. Así es que decide ponerse en contacto con un productor de droga vietnamita y utilizando los aviones del ejército americano, distribuir heroína pura, de primera calidad y mucho más barata que la de sus competidores. Al saltarse toda la cadena de intermediarios y ser él mismo quien controla todo el proceso, puede permitirse precios tremendamente bajos. Esto lleva al paro a todos los demás narcos que, anclados en al sistema antiguo, se quedan sin clientes. El mercado es el mercado en todas partes y pese a la presión de las mafias para regular los precios (buenísima la conversación que tiene Denzel Wahington con un viejo mafioso en la que la piden que ponga unos precios más razonables a su droga para no hacer una competencia tan dura comparando el mercado del caballo con el de los productores de leche americanos), el american businessman consigue hacerse el rey de la ciudad con su “Blue Magic”; la mejor mierda de la ciudad.

En todo momento, luchará por la calidad de su producto y por hacerse una buena imagen de marca. Esto justifica la escasez de escenas de tiros en la película. Tan solo mata a una persona; un extorsionador. Sus enemigos son los que ilegítimamente, invaden su propiedad y le agreden ;)Con el resto de mafiosos hace una competencia totalmente legal. Y es que, pese a ser narcotraficante, es un hombre con principios en un mundo donde suelen brillar por su ausencia.

Russel Crowe es un policía honrado. Prácticamente el único en una ciudad donde hacer bien tu trabajo te lleva a delatar a tus compañeros que aceptan sobornos y a perder a tu familia. Durante toda la película intenta desmantelar a los grandes traficantes pero sus grandes enemigos serán sus propios compañeros. Los hombres sin valores. En algunos momentos llega a resultar emocionante la coraza moral del personaje. Sin duda un auténtico tipo duro. Aunque tampoco abunden las escenas donde salga pegando palizas ni diciendo tacos. Un verdadero hombre duro es aquel que cuenta con la fuerza de sus ideas. Y, como decía ayer hablando de Mary y Dita, es la clase de gente que admiro.

El final de American Gangster es previsible cuando terminas de conocer a estos dos personajes. Sin embargo no deja de ser perfecto y moralizante. Finalmente son los hombres con principios los que terminan ganando. Cimentarse en el pragmatismo por el pragmatismo o en las normas dictadas por la corrección política pasajera es construir una casa sobre barro. Tal vez al principio resista pero al final cae.

Así que esta noche de brindis al Sol y propósitos de año nuevo propongo uno por los hombres (y mujeres) con valores. Espero poder considerarme uno de ellos.


Feliz año nuevo. Feliz 2008

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Jué! Vaya crítica!
Me voy esta tarde a verla.

Fonseca dijo...

No lo dudes, anónimo. Merece la pena.

Lo único malo, que se me ha olvidado reseñar es la fotografía. La película está llena de contraluces torpes y algunas escenas tienen muchísimos brillos incomodísimos. Tal vez sea sibaritismo de Ridley Scott que ya se sabe que es muy especialito pero en ese caso, se ha pasado de rosca un poco.

Por lo demás, es perfecta.


Fonseca

Auggie Wren dijo...

Fonseca, Frank Lucas (Denzel Washington) es un gángster. Lo mires por donde lo mires. Tiene principios, vale, pero introduce de forma fraudulenta en el país una mercancía ilegal como es la heroína, mata a hombres a sangre fría, tiene tratos con familias mafiosas... en fin, un cúmulo de cosas que le convierten en un gángster.
La idea de que no es un gángster simplemente porque se rige por unas normas es de niño de ocho años.

José Mateos dijo...

Yo iba a decir lo mismo que Auggie Wren, estaba haciendo memoria y Vito Corleone también sólo mata a un extorsionador, si no me equivoco...

No he visto la peli asi que no juzgaré si es un gángster o no, pero si tus argumentos para decir que no lo es son esos...

Dhavar y punto dijo...

Y hay otra similitud entre Denzel y Crowe:

Los dos se plantean algo que, en principio, TODO el mundo considera una batalla perdida.
Lucas consigue - la mafia americana nunca lo ha logrado, le dicen a Crowe- llegar a la fuente en Asia, él solito.
Crowe, acabar - de momento- con la corrupción en la Policía.

Pero conviene diferenciarlos:Crowe es un buen hombre del lado de la Ley.
Lucas ES un delincuente, que admás se engaña a sí mismo con su actitud paternalista hacia Harlem cuando es el principal agente destructor de la vida y de las familias de Harlem.

Fonseca dijo...

Vale, me habéis convencido. Frank Lucas es un gangster con todas las de la ley...


Fonseca

Anónimo dijo...

Hay un tema que no tratas.
Y es la pura propaganda de la injusta e ilegitima prohibicion y persecucion de las drogas.
Por muchos valores que salgan en la pelicula, siguen defendiendo a la policia en su guerra contra las drogas.

Anónimo dijo...

Menuda bazofia de pelicula.
Menuda mierda propagandistica con mayusculas.
Todos los matones del estado que obedecen las ordenes de sus amos de destrozar todo y secuestrar y matar a toda la gente que usa o comercia con drogas con unos criminales y unos terroristas.
Cada dia docenas de inocentes son asesinados por su culpa, casas y casas son asaltadas por la noche, las consecuencias de la persecucion estatal contra las drogas son terribles, en todos los aspectos, vidas humanas, inseguridad, criminalidad, salud, desperdicio de recursos economicos impresionantes, monetarios, policiales, carcelarios...
Y este es otro bodrio progagandistico mas, 'basado en una historia real', yo les puedo dar un a pelicula para rodar, basada en una historia real, la vida de cualquier familia asaltada por los swat y su familia asesinada.
Pelicula 'liberal' NO me jodas!!

Auggie Wren dijo...

Anónimo:

¿Perdona? "Familia asaltada por los SWAT y asesinada". Tal y como lo cuentas parece que los policías entran en casas de la gente en plena cena de Nochebuena mientras la abuela canta villancicos y les revientan a tiros.

Lo tuyo sí que es propaganda y además, propaganda estúpida. Todavía si tuvieras argumentos mejores... que haberlos, haylos (como las meigas).

¿Injusta e ilegítima guerra contra las drogas? Es verdad, se me olvidaba que no son traficantes y asesinos los que las venden, sino abuelitas con sus nietecillos cogidos de la mano.

Si a ti te apetece drogarte, que te jodan, pero no nos jodas a los demás con argumentos estúpidos y comentarios absurdos.