jueves, diciembre 20, 2007

UPD y Joe Satriani

Lo sé, Patricia, te debo una respuesta al meme que me propusiste. Pero antes de eso, me gustaría hablar de UPD, el partido que ha sido “manzana de la discordia” estos días en Red Liberal.

Unión Progreso y Democracia
nace como un superpartido, con políticos de reconocido prestigio (o al menos, de reconocida polémica) que ya habían militado en otros partidos importantes y con los más famosos intelectuales del panorama nacional. El principio es el mismo que el de esos supergrupos musicales donde se juntaban las “mejores guitarras del mundo y el más mítico batería de todos los tiempos para dar el más grandioso concierto de la historia”. EL G-3, Asia, o The highwaymen; todos conocemos alguna de estas bandas destinadas a sacar discos llenos de impecable virtuosismo y maravillosas composiciones. Y todos hemos acabado pasando la mitad de las canciones de sus álbumes y aburriéndonos con los interminables solos de guitarra a mayor gloria de sus intérpretes, empeñados en demostrar ser unos verdaderos maestros de las cuerdas. ¡A ver quién la tiene más larga! ¡ Quien logra el riff más enrevesado o el redoble de batería más machacón!. Baladas instrumentales que no terminan nunca y el colega que tienes, que toca en un grupete de jevi con sus colegas, con la boca abierta exclamando “¡definitivamente; Joe Satriani es el representante de Dios en la tierra!”.

En este caso tenemos a Rosa Díez, la traidora para unos, la única socialista buena para otros, la Norma Duval de la política para mí (por su afán de protagonismo, no por otra cosa). Los intelectuales más intelectuales del mundo intelectual español; Fernando “ética para Amador” Sabater y Albert “lloglar se escribe con j” Boadella. Solo faltaba Fernando Sánchez-Dragó (no os durmáis todavía) para completar el “trío calavera… intelecual”. Cada uno de un padre y una madre ideológicos. En UPD se juntan liberales, liberales iracundos, socialistas, comunistas e indefinidos. Todos ellos con un único ideal en común; odio a Zapatero. Con un partido así, me gustaría poder presenciar, cubo de palomitas en mano, el espectáculo que deben ser sus discusiones (de altísimo nivel intelessstual) para elaborar el pograma electoral. ¿Harán como Mises y se llamarán socialistas para descalificarse? ¿O mejor se dirán “¡Vete de una puta vez con los del PP y déjanos en paz!”? ¿Qué ideología común podemos sacar de este nuevo partido? ¿Qué alternativa “real” ofrecen a los votantes? Por ahora lo único que se oye es “nosotros semos EL ÚNICO partido que ofrece true democracia (a veces, más que unas declaraciones políticas, parece que uno está escuchando la letra de una canción de Nanowar; solo falta que hablen de “the power, of the power, of the power of mi pink and democratic sword”)

http://es.youtube.com/watch?v=twc6s_Gq9No

No es la primera vez que surge un partido con estas características. En España tenemos el ejemplo de “Fundación para la defensa de la república”. Una formación que contó con las cabezas del mismísimo Ortega y Gasset. Superintelectuales en un partido que nunca llegó a conectar con la ciudadanía. El que quiera oír maravillosos discursos disfrutará de lo lindo durante la campaña electoral de UPD. Pero ¿Qué credibilidad puede tener un partido sin ideología para los votantes? ¿Y qué confianza puede dar una formación tan alejada del público para las entidades financieras?. El futuro rosa es bastante negro. Por no decir que bastante jodido.







Fonseca




PD Y nos dejéis de pinchar en el link que os he puesto. Se trata de "Power or the power of the power of my Great Sword" un tema de "NanowaR", el grupo definitivo de true metal italiano The other bands play... Nanowar gay!!!! http://www.nanowar.it/

4 comentarios:

Javier dijo...

Pues macho, que no estoy de acurdo con todo lo que dices.

Es cierto que un partido con grandes intelectuales como cabezas visibles está destinado a fracasar Esto viene pasando desde la antigua Grecia, cuando el intento de Platón por poner sus "reyes filósofos" acabó en sonoro desastre.

Pero lo que no creo que sea acertado del todo es decir que no tengan ideología. Por esa regla de 3 nadie la tiene, puesto que en el momento que empiezas a hacer política de partido y te olvidas de tus ideas, estás perdiendo tu ideología y lo único que haces es seguir como un borrego lo que dicen los de arriba, que ciertamente no serán grandes intelectuales, sino que a veces parece que son unos zotes de cuidado.

Y la verdad, si un partido liderado por intelectuales lo tiene crudo para salir adelante porque lo que se busca es gente menos idealista... Pues lo llevamos claro en lo que se refiere a "ideología".

Dejando aparte, obviamente, que este tipo de partidos tienen un lastre que es que a ellos irá gente rebotada de otros partidos que ha acabado quemada por diversas razones.

Resumiendo: que es un partido que lo tiene difícil. Si de verdad consiguen algo, me alegro por ellos.

Y respecto al G3... El valor de su música siempre estará ahí por mucho que a ti te aburra, que no te guste o que simplemente en ese momento no te apetece escuchar. En un G3 hay grandes virtuosos (y encima vas y pones de foto a Malmsteen...) y eso nadie se lo quitan. Son músicos de altísimo nivel y además conviene tener en cuenta que sus discos no están destinados a cambiar el mundo ni mucho menos. No es como discos como estos:

Gorguts - Obscura
Holocaust - The Nightcomers
Bathoy - Twilight Of The Gods
Led Zeppelin - IV
Black Sabbath - Paranoid

Y muchos más. Lo que quiero decir es que el G3 se reúne casi por costumbre. No es nada serio y no pretenden innovar en nada especial. Simplemente se juntan 3 guitarristas impresionantes (excluyendo a Malmsteen si quieres) para tocar lo que les sale de las narices. Y justamente por eso no es comparable a un partido político que pretende incorporar otro punto de vista. Un pequeño detalle sin mas...

MuGar dijo...

Si no entendí mal tus críticas a UPD son las siguientes:

1-Sus dirigentes son un variopinto conjunto de "intelectuales" y políticos venidos de otros partidos.

2-Además, o como consecuencia del pto1, los miembros del partido no componen una materia homogenea ideológicamente hablando, lo que dará lugar, tanto a disensiones internas como a inviabilidad práctica.

3-Esto se traduce en la imposibilidad de implantación, de permanencia (imposibilidad de que cristalice una organización con peso vamos, porque no ofrecería un "proyecto rentable", de manera que tuviese lógica apostar por él), quedando reducido todo a "bonitos discursos", osea, palabras.

Es esto lo q dices? considero necesario que concretes bien la crítica para poder luego responderte, aunque te adelanto que comparto ciertos aspectos de la misma.

Un saludo.

Ah, y siguiendo la analogía de partidos y grupos virtuosos... hagamos un Dream Theater!

Gwen dijo...

Cómo has mejorado desde que estás en RL:)
Muy bueno,este post...

Fonseca dijo...

Mos a ver Mugar, mis críticas a UPD son las siguientes:

1.- Como bien has señalado, se trata de un cajón desastre donde se meten gente de todo tipo de tendencias políticas. Esto lleva a imposibilidad para llegar a acuerdos importantes imprescindibles para una formación política. Un programa electoral no se forma sólamente con "queremos unidad de España y democracia" ¿Cual va a ser su política económica y social? ¿Que hay de las relaciones exteriores? Si dicen de los dos grandes partidos que son demasiado heterogéneos ideológicamente, UPD, simplemente, mezcla agua y aceite.

2.- Es un partido de intelectuales. Gente de la que se supone de antemano que van a ser buenos políticos pero que en realidad tiende a alejarse de la ciudadanía. Un político tiene que saber amueblar su cabeza y a la vez estar junto a la gente.

3.- La única razón de ser de UPD es el odio a Zapatero y todo lo que este significa. Formar una línea de acción basándote en que estás en contra de algo es ridículo porque no siempre hay que tomar decisiones de "si" o "no" para poder hacer exáctamente lo que hace tu enemigo. Uno puede estar en contra de algo porque sus ideas personales le llevan a ello pero nunca puede tener el "anti" como principio de base. Por ejemplo, yo soy anticomunista porque mis ideas me llevan a serlo. Cuando tomo una decisión lo hago en base a mis ideas, no a estar opuesto a las comunistas.

Espero que esto te haya aclarado algo más.





Fonseca