martes, mayo 26, 2009

El crepúsculo de los políticos

Ambos se arriesgaron a decir lo que realmente pensaban. Supongo que porque son de los pocos políticos que realmente piensan. De los que engrandecen una política que estaba bastante medianizada con gilipuertas que discuten sobre quien aplica mejor el mismo modelo. Supongo que por eso les llevan a un destino crepuscular.

Mayor Oreja es incapaz de sonreír hasta en la foto de campaña. Un John Wayne de la política. Tan válido que podía hacer sombra. Por eso ha terminado en Siberia. López-Aguilar, por su parte, es de los tipos inteligentes del PSOE y supongo que por las mismas le han destinado al Parlamento Europeo; un cementerio de elefantes donde, sin embargo, se encuentran grandes leyendas condenadas al crepúsculo.

Por eso el debate de ayer fue tan brillante como soso para la opinión pública. Ya se sabe que las elecciones europeas son ese evento que los partidos hacen que les interesa y los medios hacen como que lo dan cancha. Pero que en realidad a nadie le importa un carajo. Tal vez por eso tanto Mayor Oreja como Lopez Aguilar se atrevieron a mantener una confrontación ideológica de verdad.

Así es que el socialista mantuvo su papel de joven progresista frente a la madurez de un Mayor Oreja parco en movimientos y en palabras;mientras tu aprendías a tocar la guitarra, yo defendía la democracia”. Precioso el momento en el que Aguilar se quiso marcar el punto de “liberal en lo social” para afinar diferencias con su oponente conservador. El otro le dejó seco al decir que, en realidad, el gobierno de Aznar no retrocedió un ápice en cuanto a libertades civiles.

Fue un debate de libro. Concretamente de EL libro “No pienses en un elefante” de George Lakoff. Ambos se lo han debido leer de cabo a rabo. Cada uno fue a soltar su discurso sin dejarse llevar. Hablaban exclusivamente para su target. Ningún socialista va a cambiar su discurso por mucho que nadie del PP intente disfrazarse. De ahí la perla de “Aznar intervino en la economía incluso más de lo que debería haberlo hecho”.

Ambos se arriesgaron a decir lo que realmente pensaban. Supongo que porque son de los pocos políticos que realmente piensan. De los que engrandecen una política que estaba bastante medianizada con gilipuertas que discuten sobre quien aplica mejor el mismo modelo. Supongo que por eso les llevan a un destino crepuscular. Lo más lejos posible. Donde no hagan sombra.

6 comentarios:

Delfin Córcoles dijo...

Aunque sea en el "Cementerio de Elefantes", a este John Wayne, como muy bien lo has definido, todavía le queda mucho por hacer. Y lo saben. Todavía puede hacer el papel que hizo John Wayne en la película CHISUM, (http://www.imdb.com/title/tt0065547/).

Saludos.

Miguel A. dijo...

Tienes razón. Fue un debate ideológico. Me gustó mucho el momento en que Mayor defendió sin tapujos su oposición al aborto... a Rajoy no se le ve ni hablar de ello. También cuando dijo que la crisis es porque "hemos intervenido mucho en sectores privados". Memorable. Yo pienso así y tú de la otra manera; a ver quién gana.

Un saludo

Miguel A. dijo...

Por cierto, lo peor fue la moderadora; penosa.

LosDosLadosDelManzanal dijo...

Fue un gran debate, aunque muy cuadriculado de principio en cuanto a los discursos de ambos, se les vio interrumpirse a modo de debate real (como en la calle)
Mayor hizo por fin sentirse orgullosos a muchos peperos que estaban esperando a alguien que defendiera sus ideas con menos tapujos.
En lo que respecta a Lopez Aguilar, en algun momento escucharle producia nauseas, y no por sus ideas, sino por su capacidad de mentir con una sonrisa muy tranquila en su cara

Libertymad dijo...

Estoy bastante de acuerdo contigo, aunque yo creo que Mayor Oreja no preparó bien el debate. López Aguilar llevaba su lección mucho mejor aprendida. Pero al día siguiente los medios dicen que fue un rollo y que no hablaron de Europa. Sí que lo hicieron. No lo entiendo.

Cliente X dijo...

Estoy de acuerdo, hubo una confrontación ideológica: se enfrentó la realidad contra la caricatura; la responsabilidad contra la demagogia; el trato a los ciudadanos como personas adultas y responsables a su consideración como borregos manipulables... en fin, el PP con el PSOE. Los liberales frente a la extrema derecha travestida.

¿Lo mejor? Los intentos continuos de Aguilar por descalificar a Mayor Oreja, coronados por el anuncio que siguió al debate. La carcundia es la carcundia, no lo puede disimular.

Yo ví tanto este debate como el siguiente en Génova y realmente me quedó muy claro qué se puede esperar de cada uno de los candidatos. Me alegro de haberles cerrado la boca este domingo, pero aún creo que su caida debería haber sido más pronunciada. Para conseguirlo tenemos que quitarnos los complejos y llamar a las cosas por su nombre, sabemos que el partido que defiende a los trabajadores, que tiene auténticos valores de progreso social y que garantiza las libertades y derechos es el PP. Y el PSOE no es más que un revival de la FE de las JONS pero encima a lo chulo. Con candidato moreno de solarium y sonrisa artificial de idiota.



Cliente X, si éstos son los progresistas yo soy cura