lunes, septiembre 28, 2009

Tan tonta que dice lo que piensa

Su última perla ha sido señalar la incoherencia de los cineastas en aceptar privilegios para el cine catalán y no para el hecho por mujeres. De repente una voz -¿acreditada?- del gobierno salía denunciando tratos de favor para una autonomía.

Entender el trasfondo del bubblegum socialism de Zapatero es entender la lógica de su equipo de gobierno. Tres factotums (De la Vega, Blanco y Rubalcaba) llevan el timón. Detrás tienen a la camarilla de peleles cuyo único trabajo es obedecer. Es la fórmula perfecta para un mandato autoritario con imagen de transigente.

Bibiana Aído es el paradigma de lo que quiero decir con jarcia de incompetentes que oyen, hacen y callan. Su selección debió de ser difícil. Y aún así se pasaron de frenada. Demasiado corta incluso para su tarea. Tan imbécil que ni siquiera es consciente de su condición. Así es que, en ocasiones, se toma la libertad de decir lo que piensa (que es poco), contradiciendo la doctrina Zapatero.

En junio del año pasado salía criticando el velo de las musulmanas en un discurso que cualquier buen neocon suscribiría. Y que cualquier prócer de la alianza de civilizaciones abominaría.

Su última perla ha sido señalar la incoherencia de los cineastas en aceptar privilegios para el cine catalán y no para el hecho por mujeres. Ni el popular más sagaz habría dado semejante capón. De repente una voz -¿acreditada?- del gobierno salía denunciando tratos de favor para una autonomía.

Y es que los tontos son tan útiles como impredecibles. Y el peligro de una persona sin discurso es que nunca se sabe por donde puede salir. A Dios gracias –para Zapatero-, hasta los medios son conscientes de la limitación de Aído y no la toman en serio. Con suerte un par de columnas y un breve. Para tomar declaraciones de un correveidile, es mejor ir al original.

2 comentarios:

Miguel A. dijo...

Yo creo que la pusieron para eclipsar a Maleni. Pero da igual, ahora todo queda eclipsado por las niñas de ZP xD.

Saludos.

POLIDORI dijo...

Es la propaganda.

Nada mas y nada menos.

Y ahí están, en el gobierno.




John W.