viernes, octubre 24, 2008

¡ Sarkozy, que desilusión!

No veo a Rajoy invocando a todas las naciones a crear un nuevo fondo de cohesión para evitar la “dictadura del mercado” justificando su acción con que “si los países productores de petróleo (OLP y Venezuela) y los rusos lo hacen, no entiendo por qué no nosotros”

Soy uno de los muchos gilipollas que se ilusionó cuando Sarkozy ganó las elecciones francesas. Incluso llegué a decir eso de “hace falta un tío así en España”. Que presumía de un programa ultraliberal (para lo que es la política gabacha) y “quería romper con Mayo del 68”. Ahora me alegro de que no haya ningún Nicolás en el PP (no digo lo mismo de Carla Bruni, como esas todas las que hagan falta).

No veo a Rajoy, por muy pagafantas que digan que es, invocando a todas las naciones a crear un nuevo fondo de cohesión para evitar la “dictadura del mercado” (¡!). Muchísimo menos me le imagino justificando su acción con que “si los países productores de petróleo (OLP y Venezuela) y los rusos lo hacen, no entiendo por qué no nosotros”. ¿Cuál será lo siguiente? ¿Sharia gala?

Dicen que cuando le colocas el prefijo “neo” a una palabra la vuelves más despectiva. Por eso me gusta tanto el término con el que “El Economista” ha decidido tildar al “presidente estrella”; neoproteccionista. Es perfecto para el hombre que quiere cerrar el país a cal y canto; evitar el paso a los inmigrantes, sacar a empresas extranjeras del mercado interior y llevar a cabo una política de subvenciones que haría palidecer a Zapatero.

Dentro de poco Chávez justificará sus nacionalizaciones diciendo que “Si los europeos lo hacen ¿Por qué no yo?” Y, qué queréis que os diga, al menos podré decir que no me creó falsas ilusiones.

3 comentarios:

Miguel A. dijo...

Yo fui un idiota como tú... Incluso me leí su libro, y la verdad es que defendía posturas bastante cabales. Ahora... mejor no digamos nada.

Un saludo

Coase dijo...

Sarkozy es un trilero. Los fondos soberanos de los que habla inviertes FUERA de sus países de origen. Su proyecto es para invertir DENTRO de su país. Eso ya lo hacía el INI español o el IRI italiano hace muchos años con negastas consecuencias.

Maestro dijo...

Yo me sumo al examen de conciencia, Fonseca, me quedé con dos palmos de narices cuando leí los desvaríos de este pollo. Debe creerse la reencarnación de Napoleón. Igual es que le ha dado un aire porque la Bruni le tiene a palo seco por derechoso, o que como dice el refrán: "dos que duermen en el mismo colchón, se vuelven de la misma condición".

Si es que los gabachos... gabachos son.