lunes, octubre 13, 2008

¡Feliz cumpleaños, Margaret!

Supongo que si no fuera porque padece alzheimer ahora estaría celebrando su cumpleaños. Probablemente ni siquiera sepa en qué día vive. En cualquier caso, felicidades, Margaret.

Cuando Margaret Thatcher dejó la presidencia la ofrecieron un título hereditario. Lo rechazó diciendo que “no había hecho lo suficiente para merecerlo”. Tras 11 años siendo la primera mujer en llegar a primera ministra en los que salvó al país de una crisis que lo había llegado a situar en la lista de las nacionas en vías de desarrollo, la “doncella de hierro” seguía firme en sus convicciones y mantenía ese carácter espartano que la caracterizaba.

Thatcher es, junto con Reagan, el demonio de una izquierda que todavía es incapaz de concebir la caída del bloque comunista en la que la conservadora y el republicano tuvieron tanto protagonismo. Y es que si el también tory Winston Churchill derrotó a uno de los más grandes totalitarismos de la historia, sus aprendices terminaron con “el otro que quedaba en pie”.

No sólo eso. Thatcher también tuvo que hacer frente a los socialistas de su propio país a los que no sólo dejó sin argumentos ideológicos sino que desprestigió de una forma asombrosa. Aguantó como una luchadora cuando obligó a los sindicatos a permitir el voto secreto en las elecciones sindicales, lo cual cortó de cuajo un sinfín de trapicheos y de huelgas innecesarias. “También las mujeres pueden… y esas no se andan con cuentos”

Supongo que si no fuera porque padece alzheimer ahora estaría celebrando su cumpleaños. Probablemente ni siquiera sepa en qué día vive. En cualquier caso, felicidades, Margaret.

Y felicidades, Ángel, que ya se que cumplís años el mismo día (todos los años me lo recuerda y se jacta de ello…)

7 comentarios:

Miguel A. dijo...

Felicidades a una de las mejores políticas del mundo y de la historia. Y de las más importantes.

Un saludo

Libertymad dijo...

Dos pequeñas precisiones. En Gran Bretaña no existe el cargo de presidente del Gobierno. Mejor decir Primer Ministro. Por otra parte, que Gran Bretaña precisase financiación del FMI no convertía al país en nación en vías de desarrollo. Y lo de Churchill, bueno, supongo que deberías desempolvar tu libro de historia de 2ª de bachillerato. Fue gracias a EE.UU. y a la Unión Soviética que Hitler perdió la guerra. Churchill lo intentó pero no pudo.
Otherwise, a timely article.

Anónimo dijo...

Esta sí es de las grandes. Y anda que va ser de cuota:antes le arrea um mandoble al que sea.

Happy Birtdy, Margaret

Mónica

angelrey dijo...

Jajaja, ¡¡gracias por la mención, Fonseca!! ¡La verdad es que considero que es todo un privilegio inmerecido cumplir años en una efeméride liberal como ésta!

Carlos Arrikitown dijo...

Y el Papa, no olvidemos al Papa.

coup de bâton dijo...

Libertymad, Inglaterra aguantó y llevó ella solita la guerra durante un año frente a una Europa completamente hostil (cuando el pacto entre la URSS y Alemania estaba aún vigente) y unos Estados Unidos que todavía no habían entrado en escena (entre otras cosas, gracias a los Ron Paul de la época, conviene no olvidarlo). Creo que es justo reconocer que Inglaterra allanó el camino para la posterior intervención de los dos gigantes en la derrota de Hitler y que, sobre todo, mantuvo la guerra activa en frentes secundarios para no dejar que la cosa se tranquilizase.

Eso y que cosas como la Batalla de Inglaterra son verdaderos ejemplos de heroismo (moral, incluido, por supuesto) y no el cuento de Blas de Lezo que ni perdía nada, ni luchaba por nada ni se justificaba en nada.

Un cordial saludo.

Gedeón Kowalski dijo...

Pues sí, payaso, claro que sí, y el Papa Juan Pablo II, que había sido víctima del nazismo y del comunismo, y que fue pieza clave de la rebelión polaca que sirvió de detonante de la rebelión de los países del Pacto de Varsovia. Eso está en los libros de historia, imbécil, puede leerlo cualquiera, hasta un comunista retrasado como tú.