lunes, octubre 27, 2008

La moral del Violador de Amstetten

El mismo mecanismo que podemos aplicar para explicar la lógica de un tirano sirve para la personalidad del Josef Fritzl. El hombre que sintió que su madre lo maltrataba y que por tanto, tenía derecho a violar para que alguien le pagara una cantidad comparable al derecho a una infancia feliz que, según el, le arrebataron.

Josef Fritzl es el hijo de la grandísima puta que encerró a su hija durante veinticuatro años y la violó, casi a diario, llegando a tener siete hijos con ella. El otro día se publicaba su informe psiquiátrico con declaraciones tan estremecedoras como interesantes en las que confiesa que “nació para violar”.

Con eso pretende justificar sus hechos. Y en su fuero interno lo hace. Es la moral del esclavo de la que hablaba Montesquieu en “Auge y caída del imperio romano”. Y es que detrás de un tirano se encuentra siempre alguien que siente que ha estado oprimido. Un siervo que quiere vengarse de sus amos.

Son los parias de la tierra que una vez toman el poder, establecen la “dictadura del proletariado”. El mecanismo es muy simple; ley del talión. Si la sociedad me ha puteado tengo derecho a devolver la pelota. Y no soy ningúna mala persona. Tan solo un esclavo que acaba de hacerse con el poder y quiere que le devuelvan todas las horas de felicidad que le robaron.

El mismo mecanismo que podemos aplicar para explicar la lógica de un tirano sirve para la personalidad del “monstruo de Amstetten”. El hombre que sintió que su madre lo maltrataba (que no sabemos si es cierto) y que por tanto, tenía derecho a violar. Es más, parece pedir que le demos las gracias por su magnanimidad al “haberse contenido sus impulsos durante tanto tiempo”.

Su hija no era más que el punto sobre el que focalizaba sus ansias de venganza. “Ella le pertenecía”. Era la única forma de que alguien le pagara una cantidad comparable al derecho a una infancia feliz que, según el, le arrebataron.

La justicia de verdad le meterá en la cárcel (o al menos debería hacerlo) y sus compañeros de celda le recordarán todos los días lo hijo de puta que es. Sin embargo no esperemos que se arrepienta de lo que ha hecho. En su código de moral de esclavo ha tomado lo que era suyo.

7 comentarios:

Ramón_Lozano dijo...

Puede que este tipo pensara así y actuara en consecuencia, o bien que por haber actuado de tal modo y ser descubierto ahora lo justifique apelando a una infancia oprimida. En cualquier caso no deja de ser un gran hijo de puta (debe de ser la primera vez que insulto a alguien en un blog... pero supongo que estará permitido, no?)

saludos

José Enrique Carrero-Blanco Martínez-Hombre dijo...

Tu blog es candidato oficial al I PREMIO AL MEJOR BLOG, otorgado por mi mi blog .

Está abierto el periodo de votación, en una encuesta colocada en el margen derecho.

Miguel A. dijo...

Es que es un grandísimo hijo de la gran puta. Se debería de dejar decir, porque no es insulto, es la puta verdad. Muchos tiranos lo han sido por lo que comentas: se han sentido oprimidos.

Tienes un premio en mi blog:D

Un saludo

Anónimo dijo...

Pues a mi me da que la mujer de Obama esta esperando a tener el poder para vengarse de la sociedad.

Dhavar dijo...

Se te ha olvidado aclarar un detalle de la lógica del esclavo:NUNCA se venga en quién le puteó, sino en otro.Es un vengador por persona interpuesta.Y siempre tiene excusas para explicar por qué es así (la razón, que no tiene valor para la venganza pura y dura)

Anónimo dijo...

Un saludo de Nora. A ver, yo creo que es un mecanismo relativamente sencillo. Sucede si tú has sido abusado en tu infancia, no te pudiste defender, y cuando eres adulto no te permites la posibilidad mental de condenar a tu agresor, porque puede que al tiempo que te agredió y abusó de tí, te dió cariño, y sobre todo porque aún hay quien te dice que debes respetar a tu padre o a tu madre porque lo dice la Biblia y la sociedad, aunque alguno de los dos, o ambos, sean unos hijo de la gran puta. Si no puedes verbalizar: mi padre o mi madre fueron unos hijos de puta, entonces obligas a tu cerebro a ver normal lo que te pasó y estás condenado a repetirlo.

Si no condenas mentalmente a tu agresor, simplemente normalizas la agresión, es decir normalizas el mal. No diferencias, mezclas el maltrato y el abuso con los afectos, y te conviertes en un monstruo. Acallas el dolor que sientes hiriendo a otros.

Dependiendo del grado del mal que te hicieran o de tu sensibilidad, así lo repetirás. La semilla del maltrato y la pederastia se perpetúa a veces en familias, descendiente tras descendiente, en grado pequeño o grande, hasta que alguien rompe la cadena y grita. Normalmente nadie lo escucha, es mas, te dicen, hombe, considera que un padre es siempre un padre y una madre es siempre una madre, te han criado. ¡NO!. A veces son simples hijos de puta, no padres ni madres, como lo fue Fritzl y antes lo fue la madre de Fritzl. Y no sabemos que hará ahora alguno de los hijos de Fritzl, que estaban callados e intuían algo de lo que pasaba, o al menos veían las humillaciones que recibía la mujer de Fritzl.

Maltratadas que defienden a sus maltratadores, como sus madres. Hijos de maltratadores y pederastas que repiten los abusos. Profesores, sacerdotes, que abusan, seres que antes fueron abusados. Todos continúan la cadena, siguen los roles aprendidos porque alguien nos dijo QUE HAY QUE PERDONAR 70 VECES 7. MENTIRA. HAY QUE OLVIDAR, Y RENACER COMO UN SER NUEVO Y LIBRE DEL PASADO, NO PERDONAR. ¿QUÉ CLASE DE MONSTRUO PERDONARÍA A Fritzl?

udcc dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.