jueves, marzo 12, 2009

Abortarás al amanecer

El que sale realmente perjudicado cuando una mujer aborta es el feto. Un ente que ni paga impuestos ni puede protestar. Ni siquiera grita. Y mal que nos pese “quien no llora no mama”. La condición humana es así. Todos somos como Simón Pedro. Simples tipos que vendemos a nuestra madre si con eso salimos beneficiados.

Jesucristo le dijo a Pedro cuando viniera la madera (la romana, se entiende) iba a hacerse el sueco y a decir que no me le conocía para salvar su culo”. Fue con otras palabras, supongo, pero el mensaje era el mismo. El otro decía que no, que la lealtad ante todo. Luego vino la vil realidad. Y el apóstol dejó a un lado sus valores para guardarse el pellejo. Luego se arrepintió, sí, pero “hechos son amores…”

Porque cuando se trata del interés propio es difícil actuar acorde a una moral. Es puñetero reconocerlo pero es así. Por eso no dejan de ser encomiables los intentos de ilegalizar el aborto. Algo inmoral, desde luego, pero inevitable. Porque terminaremos aceptando la “interrupción del embarazo” como la cosa más normal del mundo. Y si no, al tiempo.

Hoy por hoy, la defensa a ultranza del derecho a la vida del feto es solo una bandera sobre la que reafirmarse. Un tema de café mañanero. Discusión acalorada y a otra cosa. Nada que vaya a llevar al país a la desintegración. Una cuestión de moda. Las Spice Girls dejaron de estar “in” y a esto le queda un puñado te telediarios más. Lo justo para que aparezca una cuestión nueva.

Más que nada porque el que sale realmente perjudicado cuando una mujer aborta es el feto. Un ente que ni paga impuestos ni puede protestar. Ni siquiera grita. Y mal que nos pese “quien no llora no mama”. La condición humana es así. Y si existen discursos complacientes para justificar la matanza de toros como espectáculo, también surgirán otros para que, quien más quien menos, todos traguemos.

Porque, dejando a un lado las creencias de cada uno, somos como Simón Pedro. Simples tipos que vendemos a nuestra madre si con eso salimos beneficiados. Más aún si la “madre” de turno es incapaz de despertarnos la conciencia con una pancarta. Antes de la moral está nuestro culo. Duele decirlo pero así es como semos. Quien quiera engañarse, allá el.

11 comentarios:

Annie dijo...

Por qué hablas excátedra para referirte a la moralidad del aborto? xDD. Para escribir chorradas como esta... que tu mismo dices que no tienen importancia... Tu opinión no va a cambiar el mundo, por muy errada o acertada que sea. "Un tema de café mañanero"--> Si algún día dejaras preñada a alguna y esta misma quisiera abortar, veríamos... si te entra bien el café, ¿o no la apoyarías a no tener el hijo? es verdad, sería más de tu estilo dar la espalda?? (o del estilo del presidente de tu partido) : P Aunque siendo ultraconservadores supongo que esperan hasta el matrimonio, no vaya a ser...
Un beso.

Delfin Córcoles dijo...

Nunca he estado a favor, pero casi me avergüenza reconocer que no le había dado demasiada importancia al tema del aborto hasta el día en el que vi la primera ecografía de mi primer hijo. Fue en ese momento en el que pude distinguir el cuerpo, la cabeza, el corazón latiendo, etc., en el que me vino a la cabeza como un flash una sensación de repugnancia, o algo peor, sobre la gente que está dispuesta a "matar" a sus hijos.
¿Que tipo de sociedad mata a sus hijos con la excusa de que no han nacido?

Os recomiendo la lectura del siguiente relato, es extraordinario:

UNA NIMIEDAD en: http://blogs.libertaddigital.com/parmenid/

Y si hay muchas cosas que se pueden hacer, ahora, la pregunta es: ¿Estamos dispuestos?

Un saludo.

Ramón_Lozano dijo...

Para evitar conflictos entre la moral y los hechos antes de adoptar una postura al respecto hay que ponerse en el lugar y así comprender cómo serían nuestros actos. Obviamente hay que hacerlo evitando el autoengaño y de manera muy personal.

Saludos, y el sábado nos vemos.

Miguel A. dijo...

Ahora mismo es un tema de los que la gente no hablan, porque se miran el bolsillo antes.

Lanarch dijo...

> Por eso no dejan de ser encomiables los intentos de ilegalizar el aborto. Algo inmoral, desde luego, pero inevitable.

Deberías cambiar el "obviamente" por "bajo mi punto de vista".

Miguel A. dijo...

¿Dónde pone "obviamente"? ¿No será "desde mi punto de vista", en vez de "bajo"?

Yitux dijo...

que deplorable visión del ser humano. misantropía pura. excelente. me robaré un pedazo de tu escrito especialmente la frase que dice que antes de la moral está nuestro culo. jajaj saludos!

Fonseca dijo...

Gracias, Yitix, creo que es el piropo más bonito que me han dicho hoy.



Fonseca

Lanarch dijo...

Miguel A.

> ¿Dónde pone "obviamente"?

Ejem, es cierto, no es "obviamente" sino "desde luego", pifia mía (coño, que lo he pegado encima XD ).

> ¿No será "desde mi punto de vista", en vez de "bajo"?

Quizás. No sé. Yo creo que se entiende perfectamente y no es una aberración gramatical. En cualquier caso la crítica no era lingüística. Si te quieres entretener en eso pues tú mismo.

Miguel A. dijo...

Ah bueno xD

Richard dijo...

Solo se una cosa: se montan pollos increibles por la matanza de focas en el artico (vision salvaje y desagradable) pero nadie , repito , NADIE saca imagenes de lo que queda despues de un aborto. Un SER HUMANO indefenso troceado y masacrado. ¿Eso es progreso y avance? NO AL ABORTO¡¡ No soy anonimo. Richard Manstein