viernes, marzo 06, 2009

Estado-camello y empresario-colgao

El chaval pasa del caramelito a la “anchoa”. Luego necesita emociones más fuertes. Prueba el primer pico y le gusta. Las empresas-churderas hacen lo mismo siempre que el Estado-Camello continúe con perica para repartir. Luego el niño de marras terminará su último desparrame con los pies por delante. La economía mundial también.

Es un personaje clave en la mitología urbana. El señor que regala caramelitos con droga a la puerta de un colegio es, junto al hombre del saco, el arquetipo del “malo común”. Tiene su lógica interna, bastante comprensible desde la perspectiva del marketing; learn, like, do. Un fulano obsequia a los niños con muestras de su producto para “engancharles” y ganarse futuros clientes “de pago”.

Así funciona, según la leyenda, una de las estrategias de mercado del díler común. Y algo parecido ha señalado Warren Buffet con respecto a los planes de rescate. Que acostumbrar a las empresas a la subvención fácil es crear programa-dependientes. Y el día que se corte el grifo, caput.


Es eso o continuar pagando. A fin de cuentas, la droga entra como una copita de 43. No exige mayor esfuerzo y “a ningún tonto le amarga un dulce”. Y hay que ser muy tonto para darle la espalda a la mayor sucesión de “egipcios” de la historia. Si todos tienen su inyección yo también quiero la mía.

Más que nada porque si la competencia está respaldada por el gobierno, yo no me puedo quedar atrás. Así que poco a poco, todos van pasando por el aro. Nadie puede permitirse que sus adversarios tengan mayores facilidades. Everybody needs some money.

El chaval pasa del caramelito a la “anchoa”. Luego necesita emociones más fuertes. Prueba el primer pico y le gusta. Las empresas-churderas hacen lo mismo siempre que el Estado-Camello continúe con perica para repartir. Luego el niño de marras terminará su último desparrame con los pies por delante. La economía mundial también.

3 comentarios:

Delfin Córcoles dijo...

Efectivamente, así es.
Y todo por evitar los titulares similares a los del “CRACK” del 29 y evitar la propaganda políticamente incorrecta:
“LA CAJA DE AHORROS DEL POLITICO DEL PUEBLO ESTA EN QUIEBRA PORQUE EL PAPA ESTADO NO LE DA EL DINERO PAGADO POR LOS TRABAJADORES CON SUS IMPUESTOS”.

Pon! dijo...

Muy buen post...

A sabiendas; o bien "peta" (la economía) por sobredosis ó bien por el "mono".

Esto es como los de las fábricas de coches que piden ayuda al Estado pero no bajan sus precios, ¿cuándo se les olvidaron las leyes de oferta y demanda? ¿quizá fué como tu bien apuntas cuando el Estado empezó a soltar "costo" cual marroquí (traficante, que se me soliviantan seguro) con diarrea?

Saludos.

Miguel A. dijo...

Muy buen post. Competir en desigualdad nadie se lo toma a bien, y si el que te apoya es el propio Estado... ya no digamos.