lunes, marzo 23, 2009

Las Spice Girls y el aborto

El conservador defiende la responsabilidad individual como valor supremo. Por eso el que rompe paga. Y si una quinceañera la penca, traga con las consecuencias. Abortar no es un derecho sino una forma de hacer que la idiotez salga gratis. Y eso significa idiotizar a los ciudadanos. Y de paso, convertirlos en perfectos gilipollas dependientes.

El aborto es un tema intrascendente. Me podéis llamar frívolo pero es así. Y en el fondo todos lo sabemos. Que legalizado o no, el curso de las cosas va a seguir igual. Los españoles seguiremos igual de imbéciles y los sucesivos gobiernos seguirán mangoneando. El mamoneo, que es una máxima en nuestra cultura nacional, seguirá mamándose desde los colegios.

Sin embargo, por muy trivial que sea, se ha convertido en uno de los puntos estrella a tratar en cualquier barra de bar que se precie. Es normal. El aborto pone de manifiesto las distintas morales de esas dos Españas, que si nos salimos fuera podríamos llamar los dos Mundos; progres y conservatas. Por eso ambos han hecho bandera de ello, unos para defenderlo y otros para atacarlo. Sirve para reafirmarme. Como el reloj de las Spice Girls. Igual.

Según la retórica progre, la interrupción voluntaria del embarazo no es más que un acto de comprensión por parte de una concepción de estado como “madre cariñosa”. Extrapolándolo a lo que es una familia sería como la señora encantadora que permite que su niña vuelva a casa más tarde de la hora y al día siguiente se levante a la hora de comer con un parancetamol en la mesilla.

El conservador es el del Estado “padre estricto”. El que defiende la responsabilidad individual como valor supremo. Por eso el que rompe paga. Y si una quinceañera la penca, traga con las consecuencias. Abortar no es un derecho sino una forma de hacer que la idiotez salga gratis. Y eso significa idiotizar a los ciudadanos. Y de paso, convertirlos en perfectos gilipollas dependientes.

Ahí es de donde surge la verdadera confrontación y la razón por la que la nueva ley de Aído no venga ni del ministerio de sanidad ni el de justicia sino del de igualdad. Porque la justicia se la pela. No es más que una cuestión de reafirmación de personalidad. Al más puro estilo Spice Power, sí. Seguro que Bibiana, de joven, imitaba a Emma.

9 comentarios:

Delfin Córcoles dijo...

Estas totalmente equivocado.

Yo me considero liberal, ni conservador, ni neocon, ni nada de eso, liberal en el sentido decimonónico, y estoy en contra del aborto porque vi en las ecografías el corazón latir de mis dos hijos cuando tenían muy pocas semanas, porque vi como movían las piernas los brazos, la cabeza, etc.

Estoy en contra del aborto porque no quiero que asesinen a personas no nacidas, solo por eso.

Estar en contra del aborto es más que un asunto ideológico, es defender la vida.

Fonseca dijo...

Mañana te cuento mi opinión personal sobre el aborto. Esto es un artículo sobre las dos principales visiones del mundo (marcos).

No hay ninguna opinión personal. En ningún momento digo que estar contra el aborto sea antiliberal ni muchísimo menos.

Y Delfín, TODO es un asunto ideológico. Y todos defendemos la vida hasta que dejamos de defenderla...



Fonseca

Delfin Córcoles dijo...

Efectivamente, todo es un asunto ideológico, pero lo que quiero decir es que el aborto debe trascender al debate de las ideas y que la defensa de la vida debe estar por encima de cualquier ideología. Lo que está claro es que lo que pretende el Gobierno es volver a dar otra vuelta a la tuerca de la división social y de paso distraer la atención sobre la crisis.

La vida se defiende de qué se defiende. El pasar al lado de un tiparraco que esta apuñalando una ancianita y no hacer nada no es defenderla. No es ayudar a matarla, pero defenderla tampoco. Y TODOS no la defendemos activamente, por lo tanto, TODOS no la defendemos, solo unos cuantos.

Si fuera una opinión personal tampoco pasaría nada, cada cual es muy libre de pensar lo que quiera y expresarlo como le de la gana, eso si, con el único limite del Código Civil. Pero creo que el aborto no es un tema menor, es un tema muchísimo mas importante de lo que imaginamos.

¿Qué se puede esperar de una sociedad que mata a los hijos que estorban?

Miguel A. dijo...

Pues se puede esperar lo que dice Fonseca, que estaremos agilipollaos por los siglos de los siglos.

Y sí, hay una libertad y el cargar con las consecuencias. En Economía lo primero que te enseñan es el "coste de oportunidad" (si elijes una cosa rechazas otra). En algunos casos, cuando escoges follar sin condón, sabes lo que puede haber.

Ramón_Lozano dijo...

Creo que a grosso modo has dado de lleno. El ejemplo de la madre cariñosa y el padre estricto son muy ilustrativos y la reflexión de que todo venga del ministerio de Igualdad y no de justicia me parece realmente aguda.

Pero de todas formas no creo que el aborto sea un tema intrascendente ya que según se decida sobre él la gente actuará de un modo u otro. O la gente mantiene la misma actitud o se cambiará. Ni para bien ni para mal, sino en otra dirección en función de las circunstancias.

Anónimo dijo...

¡¡¡No a la violencia de género;
También NO a la VIOLENCIA DE EDAD!!!
MATAR NO ES UN DERECHO:
Lo que es descabellado es que una IDEOLOGÍA NECRÓFILA esté ocupando el Parlamento y Gobierno (y parace que también el Judicial), y nos esté llevando decidida y abiertamente a apostar por la MUERTE y el asesinato de los humanos más indefensos de todos, los que están en las barriguitas de sus madres.
Es deprimente saber que tengo compatriotas tan cobardes como para justificar la alevosía que conlleva el ASESINATO de menores.
Igual que la ley de la gravedad no se puede cambiar por mayorías parlamentarias, donde hay un ser humano es imposible negar su existencia por igual mayoría parlamentaria. Cuando los parlamentarios que defienden este GENOCIDIO SILENCIOSO estén cerca de la muerte, habrán de saber que sobre sus espaldas pesan miles de VIDAS SESGADAS por la avaricia y codicia socialista. Millones de mujeres que han matado, se han arrepentido amarga y desconsoladamente cuando más tarde han sido conscientes del CRÍMEN al que el MOVIMIENTO NECRÓFILO le ha achuchado a cometer.
El ABORTO es la
DESPENALIZACIÓN,
LEGALIZACIÓN,
AMPARO JURÍDICO
DEL ASESINATO POR CUESTIÓN DE LA EDAD DE LA VÍCTIMA.
El PARTIDO NECRÓFILO en el Gobierno nos quiere vender la moto de que MATAR es un derecho. Un derecho de la mujer. MATAR no es un derecho, sea cual sea la edad de la VÍCTIMA.
Es lamentable que sea considerado una “conquista social” el hecho de despenalizar el ASESINATO por cuestión de la edad de la víctima. ¿La próxima “conquista social” cual será, despenalizar el asesinato de los mayores de 60 (¿disfrazándolo bajo el eufemismo "derecho a la muerte digna"?)porque no son 100% productivos?.
Esto es PROGRESAR, con todas sus letras.
Esto es lo que nos prometían con su IMPLEMENTACIÓN DEL SOCIALISMO.
Este es el preámbulo de la decadencia y de la Camboya socialista:
MATAR, MATAR, MATAR, MATAR, MATAR (y la tentativa de ASESINATO SILENCIOSO MASIVO es tan burda que ni la contínua PERVERSIÓN DEL LENGUAJE de la que la RELIGIÓN NECRÓFILA hace gala puede esconder esta vez sus crueles e intrínsecas intenciones).
Y es que es necesario alzar la voz por aquellos que por circunstancias de la vida, aún no pueden dejarse oir, y que tal vez nunca les dejen ver la luz del sol, pese a que ya han nacido a la vida.
¿Y por qué no aborto con carácter retroactivo?
Si hombre, es muy sencillito. Como madre, yo me puedo arrepentir de haber tenido un hijo, que me ha salido socialista por ejemplo. ¿Por que cambiarle el nombre y llamarle asesinato?
Curioso el empeño que ponen muchos en su afán por despenalizar la muerte por cuestión de la edad de la víctima, cuando todos ellos pasaron a su vez por el estado de adolescente, niño, y el de embrión antes que éstos.
Me gustaría saber si muchos de los que aquí hablan, seguramente PADRES, ABUELOS O HERMANOS, son capaces de mirar a los ojos a sus personitas cercanas y queridas y decirles que su conciencia estaría tranquila en el caso de haber decidido en su momento ELIMINARLOS (y encima con una ley que les amparara).
Incluso a la PROFETA DE LA MUERTE (y vergüenza de su madre), la señora ministra Bibiana Aído, le deseo lo mejor, y me partiría la cara porque a ella nunca la hubiesen podido MATAR mientras estaba estaba ya viva en la barriguita de su madre. Igual que ella, todos los que vienen por detrás también tienen el DERECHO A VIVIR!!!!
No hace falta ser católico para respetar la ciencia y defender la vida. Basta con conocer el dato de que el concebido ya está vivo. No dejes que te confundan con artimañas como que esa criatura es inviable: si a ti o a mi nos sacan de nuestro espacio natural, y nos sumergen en el agua o bajo tierra, también nos convertimos en inviables para la vida (por cierto, luego le dan caña a los católicos con el tema de que siempre están con los ricos. Pues no se yo qué beneficio económico puede obtener esa Iglesia de defender la vida).
Síntoma de la confusión a la que nos inducen es que con nuestro propio dinero robado en forma de impuestos, nos lo devuelvan en forma de migajas y condicionado a RENOVAR EL COCHE, O EL FRIGORÍFICO, y cosas así, y en cambio la única "ayuda" que se les da a las madres es MATAR a las criaturas que llevan dentro, convertir su seno en CAMPOS DE CONCENTRACIÓN LEGALIZADOS. Un poquito de por favor...
El caso es MATAR, a cualquier precio, INSULTANDO, DENIGRANDO, y ATACANDO al que defiende la vida. Seguir con la MUERTE hacia adelante, con CONTUMACIA, a cualquier precio.
Una vez más, se pone en evidencia la máxima antihumanista:
¡¡¡SOCIALISMO O MUERTE, VALGA LA REDUNDANCIA!!!

snake dijo...

Para mi no es una cuestión de vida, sino de libertad. El bebé que aun no ha nacido debe tener derecho a la libertad, a la libertad de elegir si quiere vivir o no.

Además, siendo el España uno de los países que más adoptan (sino el que más), veo completamente innecesario el aborto, pudiendo dar al niño en adopción.

billy pendiado dijo...

Parece que El Pais presta mas atencion a las focas que a los a los fetos humanos

"280.000 focas morirán a manos de los cazadores

Como cada año la caza de focas cuenta con detractadores y partidarios. Canadá ya ha abierto la veda de la polémica caza. Ottawa ha anunciado la posibilidad de cazar unos 280.000 ejemplares, algo más que el año pasado. Una cantidad que justifican con la numerosa población de foca con más de 5 millones de animales. Rusia no contará con su apreciada piel, carne y grasa. Este año ha prohibido la caza.
http://www.elpais.com/videos/sociedad/280000/focas/moriran/manos/cazadores/elpepusoc/20090324elpepusoc_3/Ves/"


Atentos a lo que nos cuente Greenpeace al respecto de la libertad de los cazadores para cazarlas ...

http://farm1.static.flickr.com/4/6641391_f05b35737b.jpg

Cliente X dijo...

Con este mensaje ya lo dejo por hoy, como ves me ha encantado tu blog. Mira, en este punto estoy muy en desacuerdo. Yo soy de los que opina que "rectificar es de sabios". Si has cometido hoy un error y puedes enmendarlo es mejor hacerlo que esperar a que se convierta en un GRAN ERROR. O para que me entiendas, "es como la economía, estúpido".

Yo no estoy diciendo que equiparemos el aborto a un medio anticonceptivo, ale, píldora del día después y se acabó. No. El aborto es un riesgo para la mujer que debe ser evitado siempre que sea posible.

Pero en ocasiones esta MALA solución acaba siendo preferible a otra PEOR, porque, ¿qué futuro la espera a una niña de 15 años que sea madre? ¿Joder su propia vida y la de su hija? Podemos filosofar lo que queramos acerca del derecho a la vida, pero son los asuntos materiales los que acaban haciendo que la realidad camine en uno u otro sentido. ¿Quienes somos nosotros para obligar a una persona a tener un hijo que no quiere? ¿Por defender su derecho a la vida? ¿Qué tipo de vida, en una familia que no lo desea? Pongamos alternativas en manos de la madre: contactemos con familias que deseen adoptar, eduquemos sexualmente a la juventud y pongamos medios para que no lleguen a esta situación, ofrezcamos ayudas a la natalidad y guarderías y otros servicios públicos necesarios de manera gratuita. Y, sin embargo, si todo falla, optemos por el mal menor.

Seamos razonables. Seamos liberales.

Cliente X les envía un afectuoso saludo