domingo, junio 08, 2008

La mujer-canela

Ninguno de los que estábamos en el Herminios se atrevió siquiera a preguntarla su nombre. Pero Auggie afirmó que “de saber a algo, esa mujer sabría a canela” y sin saberlo la acababa de rebautizar.

Bajó las escaleras sin mirar donde pisaba, como las actrices de cine clásico. Y al pasar por nuestra mesa dejó una estela de olor a acondicionador. Durante toda la noche ninguno de los que estábamos en el Herminios se atrevió siquiera a preguntarla su nombre. Pero Auggie afirmó que “de saber a algo, esa mujer sabría a canela” y sin saberlo la acababa de rebautizar.

Iba con unas amigas y sujetaba los cigarrillos como si tuvieran una boquilla. La mirábamos desde la zona de no fumadores del bar, donde nunca falta un cenicero en cada mesa, ni alguien en la de al lado dispuesto a darte fuego. Traje de verano corto y tacones. El pelo castaño la caía por la espalda hasta llegar al principio de la cintura. Y supongo que alguno esperaba que el bourbon le desatara la lengua. Pero no.

Tampoco la dibujé. Estaba demasiado ocupado atendiendo a los chascarrillos de Edd "El bellota" y a mantener el ascua de la pipa encendida. De vez en cuando sonaba de fondo algún tema conocido y canturreábamos juntos el estribillo. “Es curioso que dos de los temas más emblemáticos de la historia del rock sean la “Escalera al cielo” y la “Autopista al infierno” apuntó Auggie.En algún momento, la mujer-canela se marchó y volvió a pasar cerca de nuestro lado regalándonos su olor a ducha. Fue reconfortante.

(Dedicado a Auggie)

3 comentarios:

snipfer dijo...

Canela como en el arroz con leche o canela como los Big Red de Wrigley's. Porque no es lo mismo.

Gualeguychú Rebelde® dijo...

Fonseca es excelente tu blog, aunque soy argentino y algunas cosas no las entiendo (por favor abstenerse de hacer chistes) me parece que está bastante bien logrado, sobre todo los dibujos que están cargados de ironía. Un saludo y pasate por el de nosotros si querés…

Fonseca dijo...

Ostias, pues gracias...


Fonseca