miércoles, junio 25, 2008

Sonic the hedgehog cumple 17 años

Era la versión alternativa del fontanero. Un puercoespín con playeras molonas, rebelde, mordaz y supersónico. Desde luego no tenía nada que envidiarle al personaje de NINTENDO, que parecía diseñado por los guionistas del chavo del ocho.

Una de las míticas guerras empresariales que marcó mi infancia fue el duelo NINTENDO vs SEGA. Era como el PP vs PSOE pero en el mundo de los videojuegos. También había dos claros representantes de cada una de las empresas. Mario Bross y su némesis Sonic “the hedhehog” ambos protagonistas de sus respectivos juegos de plataformas.

El primero en nacer fue Mario Bross y fue toda una revolución. No tardaron en salir series de TV, muñecos y hasta películas. Sonic apareció mucho tiempo después, en 1991, de la mano de SEGA como insignia de su flamante MegaDrive. Era la versión alternativa del fontanero. Un puercoespín con playeras molonas, rebelde, mordaz y supersónico. Desde luego no tenía nada que envidiarle al personaje de NINTENDO, que parecía diseñado por los guionistas del chavo del ocho.

Su primer juego era deslumbrante. Siempre estaba corriendo y en vez de cargarse a los malos tirando lechugas (¿Quién fue el lumbrera que tuvo la idea?), saltaba encima de ellos y los hacía polvo. Y el diseño, sin ser en 3D lo parecía.

17 años después, siguen saliendo nuevos títulos. Aunque, según dicen los que los siguen jugando, ya no es lo que era. Y es lógico. Sonic se queda como un icono de una época y de lo que fue una gran marca.

Finalmente, antes de que terminar el siglo XX, SEGA se iría a tomar por culo. No puedo aguantar el tirón de la Play Station y la nueva generación de juegos. Y jamás se terminó de recuperar del fracaso de la Saturn y más tarde de la “Dreamcast”, consolas que se adelantaron a su tiempo. NINTENDO ganó la batalla y dejó a su competidora como mera productora de juegos compatibles con los sistemas de sus adversarios.


7 comentarios:

Eigen dijo...

Había muchos Mario-like por entonces, pero Sonic fue realmente innovador: gráficamente impresionante, scroll fluidísimo, desafío, definitivamente mejores sprites y fondos que Super Mario World aun siendo este último para una consola superior, control muy fácil -un solo botón para saltar y atacar, y sin necesidad de usar un botón para correr porque Sonic lo hace automáticamente tras un tiempo de carrera.

Sin embargo, Sonic the Hedgehog no tiene ni mucho menos tanto mérito como Super Mario Bros., de 1985, aunque ni yo ni Sonic habíamos nacido entonces.

Es importante notar la bondad del fundamento ético de esos clásicos. Dicotomía: bien o mal, sin irreales combinaciones de verdades contradictorias. Mario y Sonic eran auténticos enemigos del relativismo moral.

Fonseca dijo...

Jajajajaja, hombre, no sé que decirte, eigen. Cuando Sonic se cargaba a un monstruo salía un peluchito. Era una forma de decir que los malos pueden ser bichos muy monos que les han comido la cabeza...


Fonseca

Eigen dijo...

Es que el único malo en el primer juego de Sonic era el Dr. Robotnik, que utilizaba animales monos para hacer su ejército de robots. Cuando Sonic se cargaba a uno, liberaba al animalito.

Ya, puede interpretarse como un mensaje anti-industrial y medioambientalista. Pero no he dicho que Sonic sea mi referente moral -sería ridículo-, simplemente aprecio algo bueno en la distinción entre buenos y malos.

Stewie Griffin dijo...

Sega no se fue "a tomar por el culo", perdio la batalla sí, pero luego consiguio grandes exitos con software y maquinas recreativas.

Así, llama mucho la atención que dos personajes que eran rivales, cada uno el buque insignia de cada casa, acaben compartiendo videojuegos en la actualidad, todo en beneficio del consumidor. Ironía del destino y argumento a favor del libre mercado.

Conviene también recordar a la mascota que se quedo en el camino durante el advenimiento de Socic: Alex Kidd, sin duda mucho menos carismático.

http://es.wikipedia.org/wiki/Alex_Kidd

snipfer dijo...

Ah, el viejo sonic, ¡Qué gran juego! Y, Eigen, ¡no te olvides de la física! Primitiva comparada con Max Payne 2, Half-Life2 o Crysis pero realmente increible para la época.
Al primer juego que yo jugué fue precisamente el primer Sonic, (el de la foto) en la megadrive (genesis en los states) de mi tío en Murcia. Realmente dejó marca.

Eigen dijo...

Es verdad, esos anillos... Y los múltiples planos de scroll, sprites que abundan en los decorados y un uso del color muy bueno -la cantidad de colores en pantalla es donde MegaDrive era más floja. Un "veo y subo" a Super Mario World, excepto en número de mundos.

Fonseca dijo...

¿Y qué me decís de la música? El tema de la green hill zone es mítico.


Fonseca