miércoles, enero 21, 2009

¿Para cuando un Obama de derechas?

Si en España es la izquierda la que goza de legitimidad moral, en EEUU es justo lo contrario. Así que los populares deberíamos sentirnos como homólogos estratégicos de los liberals americanos pero es difícil imaginar un PP que copie de verdad el nuevo estilo obamita de hacer política.

Dicen que cuando al necio le señalaban el cielo, se quedaba mirando el dedo. Lo mismo pasa con Obama. No se trata de que sea el primer negro en la Casa Blanca, ni el mesias que echará a los malvados neocones, ni un nuevo héroe dispuesto a decepcionar en unos meses a todos los que piensan que va a cambiar el mundo. La grandeza de Obama es, simplemente, que ha hecho grande la profesión del político.

La pena es que como los neo-aristócratas de nuestro gobierno y nuestra oposición son unos necios, no van a tomar nota. Especialmente estos últimos, que son los que más deberían aprender. Porque si en España es la izquierda la que goza de legitimidad moral, en EEUU es justo lo contrario. Así que los populares deberíamos sentirnos como homólogos estratégicos de los liberals americanos.

Y tendencias aparte, Obama ha sido capaz de entender cómo piensa el votante y ganárselo. Se ha hecho querer hasta para los que preferimos a McCain. Que hasta yo he sentido un no-se-qué cuando le he visto tomar posesión. Sin embargo, en ningún momento ha dicho que vaya a ser moderado. Ni siquiera centrista. Su discurso pretende ser lo más revolucionario que la realidad permite.

No, desde luego que no es un Gallardón. Pero lo cortés no quita lo valiente. Y como buen político ha sabido reconocer la valía de sus contrincantes. Incluso darles puestos en su gobierno. Es lo bueno de tener ideas claras; que los que disienten no te dan miedo.

Y por eso es difícil imaginar un PP que copie de verdad el nuevo estilo obamita de hacer política. Porque cuando menos ideas hay, más relevancia se le da a los personalismos. Y así es como se imitará a los americanos en lo anecdótico. Porque somos así de subnormales. Que señalan y miramos el dedo.

11 comentarios:

Prevost dijo...

Para qué un Obama si ya tenemos un Casado. La pena que es muy joven aún.

:-)

Fonseca dijo...

Prevost, Casado es muy bueno pero le falta encuadrarse en un marco. Obama no sólo es ideas; también es un personaje, con sus características y su carisma.

Y no tiene a todo el aparato del partido en su contra.

Pese a todo, Casado puede llegar a ser el Obama que necestamos.


Fonseca

Anónimo dijo...

Varias observaciones tras mirar el cielo:

En primer lugar, no sé de dónde te inventas que en USA la "legitimidad moral" la tiene la derecha. Allí como aquí, eso es un invento izquierdista y como lo administran ellos siempre ganan.

En segundo lugar, no es que Obama haya "entendido el mensaje", por decirlo con Felipe González. Es que cualquiera de fuera de los dos grandes clanes que llevan copando la política desde hace 20 años (demócratas: Clinton; republicanos: Bush) y con imagen fresca y juvenil (McCain descartado) hubiera arrasado como Obama, más fácilmente si ese alguien no fuera republicano.

En tercer lugar, hoy ha dicho tu amigo Losantos que Obama es la extrema izquierda de la extrema izquierda en USA. Aparte quedar patente el propio extremismo de Losantos, que le hace descalificar groseramente a cualquiera con quien no esté de acuerdo, la extrema izquierda en USA viene a ser el como el centro aquí. Realmente, la extrema izquierda de la extrema izquierda en USA es la misma que la extrema izquierda de la extrema izquierda aquí.

En cuarto lugar, Obama, si es algo, es precisamente un Gallardón. Por muchos factores, tanto de imagen como de pensamiento. Fíjate, por cierto, en la contradicción de tu planteamiento: pides un político que sepa reconocer la valía de sus contrincantes. Pero eso justamente es lo que los extremistas de derecha de aquí, empezando por Losantos, más critican de Gallardón: que se lleve bien con la izquierda, o que fuera amigo personal de Polanco.

Conclusión: Obamas ya hay en España. Pero los fantasmas no dejan verlos.

Rich

Alberto Esteban dijo...

Obama era un casi desconocido antes de las primarias. El PP tiene 700.000 militantes. Hay muchos Obamas posibles. Lo único que tenéis que hacer desde dentro del partido es identificarlo.

Saludos

Atreides dijo...

"hasta yo he sentido un no-se-qué cuando le he visto tomar posesión" - lo mismo me ha pasado a mí.

No creo que tengamos muchos Obamas posibles en España, entre otras porque hay muchos complejos, muchos acomplejados incapaces de dar un discurso como Obama por temer ser tachados de fachas.

Luego tenemos un sistema dedocrático que designa a los más ineptos para los altos cargos, véase Rajoy, Zapatero, etc.

Seguro que hay gente válida, Casado podría serlo, pero que la dejen subir es otra cosa. Viendo cómo funciona el PP, dudo que llegue nadie válido arriba.

Lanarch dijo...

Qué grande eres cuando quieres, Fonseca:

"¿Para cuando un Obama de derechas?"

Ya existe. Se llama Obama.


Estoy seguro de que esperabas este chiste. Solo que no es un chiste. Tu título sí.

Miguel A. dijo...

Pero Casado todavía necesita coger un poquitín más de labia y hacer el personaje con su carisma y tal. Y darse a conocer. Y tener a Nuevas del resto de España a favor. Entonces ya sería la megareostia :-).

Alfredo dijo...

@fonseca: pues yo lo he visto casi en vivo y todavia siento la misma reacción contra Obama que senti desde hacía años que le conozco.

@anónimo: Obama sí es la extrema izquierda y EEUU gira hacia el socialismo para siempre. Tiempo al tiempo.

Libertymad dijo...

Nene, que Obama no es lo que parece. Ni es el demonio que decían algunos ni el tío estupendo que pintan... los mismos que antes lo retrataron como el anti Cristo. Mira esto:
http://www.cato-at-liberty.org/2008/12/23/obamas-not-so-centrist-cabinet/

Fonseca dijo...

¿Y quién ha dicho que Obama me parezca un centrista? Desde luego no le votaría ni loco.

Pero al César lo que es del César; ha enamorado al mundo y es un gran profesional de la política.

Lanarch, decir que Obama es de derechas porque EEUU tiene una cultura más proclive a "la derecha" es como decir que Sarkozy es un progre porque en Francia se pagan más impuestos que en España.

La izquierda americana existe. Te recomiendo a tí y a todo el mundo "No pienses en un elefante" de George Lakoff. Verás como sí que hay diferencia entre unos y otros.

Y los progres americanos son muy progres.



Fonseca

Lanarch dijo...

> Verás como sí que hay diferencia entre unos y otros.

Yo no he dicho que no haya diferencia, solo que Obama es de derechas. No te inventes cosas. Que "los otros" sean más de derechas no quiere decir que ellos no lo sean. Tú podrás ser más de derechas que Rajoy (aunque lo dudo XD ), pero eso no quiere decir que él sea de izquierdas :P

> Lanarch, decir que Obama es de derechas porque EEUU tiene una cultura más proclive a "la derecha" es como decir que Sarkozy es un progre porque en Francia se pagan más impuestos que en España.

Pones palabras en mi boca, o tal vez me lees (mal) el pensamiento. Eso de la "cultura más proclive a la derecha" es una gilipollez, perdona que te diga. Que en EEUU haya dos partidos no hace que necesariamente uno sea de izquierdas y otro de derechas. Podría ocurrir, como de hecho ocurre, que uno es de derechas y el otro más. Trazar una raya en medio de los partidos y decir "de aquí pallá, izquierda, pal otro láo, derecha" es un sistema de análisis político de mierda, y da la sensación de que es el que utilizas. Lo que hay que ver son los hechos (y, con reservas, los dichos).

Pero vamos, como quieras, Obama es de izquierda, claro que sí. Va a tener cuatro años para hacer gracioso el chiste, así que si te hace ilusión, pa ti la perra gorda.