miércoles, enero 28, 2009

El heraldo de Satán está entre nosotros

No es indiferente ante lo humano sino que además sueña con ese mundo cataláctico y sin estado que a ella la espanta. Entonces necesitará refugiarse de nuevo en sus permanentes vicios. Se tumbará en la cama y se imaginará que el maligno se la vuelve a aparecer en ese momento y con la punta del corazón tratará de recrear la escena.

Íbamos Alfonso, Chinchetru y yo a tomar unas cervezas para compensar lo que había sido la PP-Quedada. En Sol nos encontramos a un hatajo de perroflautas que habían conseguido atraer la atención de un corro de gente que les miraban tocar el tambor. Sin saberlo estaban participando en una protesta antisistema.

Soy incapaz de ver un tumulto sin pararme a preguntar. Así que me acerqué a una de las mujeres que estaba por ahí con pinta de saber a lo que iba. No tenía el aspecto de una altermundista reglamentaria -por no llevar no llevaba ni palestina- pero por su “atractivo interior” juraría que tenía las yemas de los dedos permanentemente arrugadas.

Me dijo que se manifestaban contra la economía de especulación, el neoliberalismo, la crisis, lo caros que están los pisos, la globalización, las guerras... En definitiva, que no tenían ni puta idea de contra qué protestaban. Que la cosa era salir y denunciar algo. Cualquier cosa, sin concretar. Pasé de discutir con ella y aproveché para darla la dirección de mi blog. Así que supongo que si entra algún día y realmente sabe leer no sólo saldrá escandalizada sino que necesitará descargarse (cuando lo termine de revisar) "Capitalismo Global y Anarquía" (si alguien quiere un borrador, que me solicite por mail) para descubrir horrorizada que el heraldo de Satán está entre nosotros y que no sólo no es indiferente ante lo humano sino que además sueña con ese mundo cataláctico y sin estado que a ella la espanta.

Entonces necesitará refugiarse de nuevo en sus permanentes vicios. Se tumbará en la cama y se imaginará que el maligno a quien conoció un día en Sol se la vuelve a aparecer en ese momento, en su habitación cochambrosa de minipiso de protección oficial. Humo, tupé y cuernos incluidos. Con la punta del corazón tratará de recrear la escena. Los capitalistas salvajes es lo que tienen, que son salvajes. O al menos lo aparentan. Y eso es suficiente para ella, que con eso y su religión izquierdista intenta salir de su realidad estomagante.

Después de “terminarse” la llegarán los remordimientos de conciencia por su imaginación calenturienta y sus dedos largos. Es parte del juego. Y sabe que cuando vuelva a entrar en mi blog no podrá evitar bajar la mano. Nunca se la ocurrió pensar que pudiera existir un capitalismo tan salvaje… y a la vez tan tentador. El Alcohol de quemar la sentó demasiado bien.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Vigila el laísmo, so melón!

Javier dijo...

No puedes evitar los laísmos, ¿eh?

Anónimo dijo...

Vamos hombre, si en tu vida no ha habido ni una tia que se haya masturbado pensado en ti... cuanta represion sexual guardan los niños del PP.

Miguel A. dijo...

-Mañana hay huelga
-¿Cuáles son los motivos?
-¡No hay clase!
-Yupiiiiiiiiiiiii

Conversación en los pasillos del instituto antes de la huelga. Esto es lo mismo.

Ana dijo...

Estas muy equivocado. No sabes lo que representa el neoliberalismo para esta sociedad. Sin embargo los del PP sólo tienen puta idea para obtener votos, cueste lo que cueste.

Fonseca dijo...

Joder, no me doy cuenta del laísmo. Es que me suena realmente MAL decir "Nunca se LE ocurrió pensar" siendo una chica.

En fin, que soy de Valladolid, donde se habla el mejor castellano... con sus pequeños fallos.


Fonseca