viernes, julio 11, 2008

Cuando de las gilipolleces idealistas se hace ley

El 9 de Julio es el día internacional de la destrucción de armas. Cuantas más restricciones pongamos a las armas, más dificultades tendremos de defendernos de todo el hijoputerío que hay por ahí suelto que se pasa las leyes por el forro. ¡Feliz día del desarme! ¡Feliz día de la estupidez!

Es muy fácil despotricar contra los políticos, en general. Y salvar España en una conversación de ascensor. Todos somos inconformistas, soñamos con un mundo mejor, paz, haz el amor que no la guerra, y tal. A fin de cuentas, nada de lo que decimos se va llevar a cabo. Así es que todos podemos celebrar días chorra y proponer lo imposible.

El 9 de Julio es el día internacional de la destrucción de armas. Una de esas causas con las que uno no puede estar en contra. Todos debemos querer que desaparezcan las armas. O al menos, fingirlo.

Otra cosa es que luego venga mamá realidad. Y nos muestre como ¡oh, sorpresa! Hay gente mala en el mundo. Terroristas, ladrones, mafiosos (de todos los partidos)… Que mientras todos los hombres y mujeres de buena voluntad nos damos la mano en un corro y cantamos “In a gadda da vida”, miran de reojo y cargan sus berettas. Y que lo van a seguir haciendo por muchas legislaciones que queramos imponer.

Eso con el agravante de que cuantas más restricciones pongamos a las armas, más dificultades tendremos de defendernos de todo el hijoputerío que hay por ahí suelto que se pasa las leyes por el forro.

Es lo malo de salvar el mundo en los ascensores. Que a veces los políticos escuchan esas conversaciones y las hacen caso. Y entonces esas palabras vanas que hemos soltado por quedar bien y hacernos el “rebelde idealista” delante de las pivitas se convierten en sentencia. ¡Feliz día del desarme! ¡Feliz día de la estupidez!

7 comentarios:

José Mateos dijo...

"Eso con el agravante de que cuantas más restricciones pongamos a las armas, más dificultades tendremos de defendernos de todo el hijoputerío que hay por ahí suelto que se pasa las leyes por el forro."

Y cuantas menos restricciones pongas a las armas más hijoputerío tendrá una .45 para hacer sus hijoputeces pasándose la ley por el forro.

Carlos J. Muñoz de Morales dijo...

Lo más fastidioso es volver a las discusiones y proposiciones de los años 60. Es fastidioso y aburrido contemplar como la estupidez viene ganando adeptos y además, en casi todos los gobiernos.

Eigen dijo...

Aun en el supuesto de que todos los malos pudiesen ser desarmados -algo imposible: es muchísimo más fácil desarmar a los buenos, como se hace ahora-, las armas serían necesarias

-para que las potenciales víctimas tuviesen una posición de superioridad frente a un posible agresor que utilizase su fuerza muscular;

-para cazar a asesinos y terroristas que se dan a la fuga;

-para disuadir a allanadores, ladrones, manifestantes violentos y piquetes;

-para hacer valer el derecho de admisión;

-caetera.

Kar-El dijo...

"para que las potenciales víctimas tuviesen una posición de superioridad frente a un posible agresor que utilizase su fuerza muscular"

Dicho agresor, si no hubiese limitaciones sobre las armas, en vez de usar su "fuerza muscular" usaría una escopeta.

"para cazar a asesinos y terroristas que se dan a la fuga"

...por que claro, todos identificamos al que ha puesto una bomba en medio de una estampida de gente, con el pulso acelerado y un tanto cagado por si han puesto otra.

Vamos, lo que la policía necesita toda una investigación y los jueces un curro considerable lo vamos a solucionar dando una pistola a cada cani.

"para hacer valer el derecho de admisión"

Mola, en vez de un empujón cuando no quieren dejarte pasar a un garito ahora te pegarán un tiro.

"Eso con el agravante de que cuantas más restricciones pongamos a las armas, más dificultades tendremos de defendernos de todo el hijoputerío que hay por ahí suelto que se pasa las leyes por el forro"

¿Y sólo los "buenos" podrían tener armas? Ah, no, que el "hijoputerío" en vez de tener navajas tendría más fácil tener pistolas.

Bajemos de vez en cuando al planeta Tierra, leñe, que no duele tanto.

Luismi dijo...

Mira, eres una maquina de producir demagogia, pero es que además te apoyas constatemente en falacias que son muy fáciles de rebatir. Obviamente admiras y aspiras a trabajar en un medio que se dedica basicamente a estas dos actividades. De este articulo es una falacia hasta el título, porque los días de... por mucho que sean gilipolleces idealistas nunca son ni pueden ser ley, son simplemente días durante los cuales se intenta concienciar a la población de diferentes causas, esas si, más o menos idelistas.
Por otro lado, ni siquiera queda claro cual es tu postura con respecto a las armas, ¿pretendes que la población en general tenga derecho a la posesión de armas de fuego o por el contrario intentas demostrar la utilidad y necesidad de las fuerzas de seguridad del estado, afortunadamente los únicos con derecho a portar armas en esta nuestra civilizada Europa?

Vamos, que te aclares, porque en la mayoría de tus articulos mucha demagogía y mucha palabra malsonante pero se rasca un poco y de fondo nothing of nothing.

En cualquier caso cuentas con mi simpatía, quizá con una correcta dirección espiritual puedas llegar a ver la luz. Un saludo.

Anónimo dijo...

Lo escrito por el tal eigen solo puede ser obra de un niñato ignorante de 15 años o de un retrasado integral.

Ahora, que el propietario del blog no se queda corto...

Bardo Loco dijo...

Pues mira, prefiero ir por la calle pensando que el que va a padirme un euro para un calimocho tiene un 5% de posibilidades de tener un arma que sabiendo que tiene un 95%, por mucho que yo lleve un revolver en el bolsillo.

Lo de Eigen es de vergüenza.