miércoles, julio 23, 2008

Es la anarquía, imbéciles!

El FMI y suputamadre son puertecitas que hemos querido poner al campo para que parezca que sirven para algo. Pero el capitalismo global es pura anarquía. Y es normal que Nicolás Sartorius no lo entienda.

El escorpión prometió no picar a la tortuga mientras cruzaba el río subido a su caparazón. Mintió. En mitad del río no pudo reprimir sus instintos y terminó endiñándole al pobre animal. Los dos se fueron abajo pero antes de ahogarse el galápago le preguntó - ¿Por qué lo hiciste? – a lo que respondió -Porque soy un escorpión y tengo un aguijón en el culo-.

Cayó el muro de Berlín y “vieron la luz” la mayoría de los comunistas con sentido común. El marxismo estaba tan muerto como la música disco y todos “juntos como hermanos se fueron de la mano a comer a un cutre-king. Se habían vuelto capitalistas, decían. Mentira.

En el fondo lo único que habían cambiado era de plan quinquenal. Ahora en vez de explotar las planicies del Kazajstán hay que impulsar empresas. Es su idea de libre mercado; instituciones espontáneas planificadas. Todo bien controladito.

Por eso siguen escribiendo en El País. Y se acojonan ante la situación mundial, que es incontrolable. Piden un gobierno para la globalización. Y Nicolás Sartorius se quema las pestañas diseñando nuevos órdenes mundiales. Pobrecito él. Se cree que se pueden controlar a seis mil millones de tipejos interaccionando como Dios les da a entender.

Solo hay algo donde acierta; no hay gobierno en la globalización. El FMI y suputamadre son puertecitas al campo que hemos querido para que parezca que sirven para algo. Pero el capitalismo global es pura anarquía. Y es normal que un socialista no lo entienda. Todos los escorpiones tienen su aguijón en el culo.

4 comentarios:

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Es que debería haber gobierno en la Globalización. Porque la globalización de la libertad de comercio deberá ser la de los derechos del hombre y lo primero no lleva a lo segundo y lo primero no perdura sin lo segundo.

Imperialismo.

Lanarch dijo...

> Pero el capitalismo global es pura anarquía.

¿Por qué insultas, Fonseca?

Luismi dijo...

Esta claro que no tienes demasiada idea de lo que es marxismo.Los analisis de la sociedad y economía capitalistas tanto del propio Marx como de las diferentes escuelas posteriores de pensamiento marxista son brillantisimos y siguen teniendo validez. Indudablemente lo que si que está bastante acabado es la aplicación práctica de esas ideas, el llamado socialismo real, ya sea de inspiración marxista-leninista o maoista. Es decir, que conviene ver más el marxismo como instrumento de estudio o analisis social que como teoría política aplicable a la realidad.

Lo que me sorprende es que valores tanto la desorganización y la caótica situación actual del mundo, que en breve nos va a llevar directamente al desastre y que efectivamente necesita con caracter de urgencia una institución o varias que lo dirijan. Porque estás muy equivocado, en el mundo no hay seis mil millones de tipejos interaccionando entre ellos, sino una serie de intereses económicos, dirigidos desde despachos poblados de hijos de puta encorbatados y puestos de coca, que esos si, interaccionan como dios los da a entender, pero siempre y unicamente en beneficio de los accionistas y de ellos mismos.

Así que no te deslumbres tanto con
las ideas utópicas del liberalismo y del mercado, porque son tan poco aplicables como las del marxismo o el anarquismo en la realidad que nos rodea, de hecho creo que deberías descubrir las bondades del pragmatismo, aunque siendo de la Cope, complicado, porque pragmatismo e integrismo no son compatibles. Un saludo y hasta la próxima.

Luismi

Anónimo dijo...

El anarquismo es un estado de "perfección", ya que no requiere de una clase gobernante, que se esconda detrás de un poder jurídico y legislativo respaldados por un cuerpo policial o militar.

Pero las personas no estamos moralmente preparadas para la anarquía ... que no significa desorden o caos, como el capitalismo y otros tantos más pretenden hacer creer, síno la falta de un "gobierno" (ya no utilizo el adjetivo democrático, porque que me parece que carece de sentido dentro de una sociedad capitalista que se rige únicamente por un interés económico) que se cree legitimado a imponer su "orden".

Sería necesaria la figura del "gobierno" en una sociedad moralmente adulta? ... el problema entonces no es la teoría política síno la naturaleza humana! (cuando tenemos uno queremos dos, y cuando ya tenemos dos entonces queremos cuatro, eso sí, si nuestro vecino no tiene nada que se apañe)

lo que sobran son "gobiernos" y lo que falta es educación moral.