miércoles, febrero 20, 2008

El mamoneo que es el derecho de asociación

Los políticos dicen que vivimos en el “estado del bienestar”. Se equivocan. No se cuando fue pero hemos evolucionado a un nuevo paradigma, el del “estado del mamoneo”. Y si esto tiene algo que lo simbolice, esto es el asociacionismo.
Alguien dijo un día que asociarse es un concepto esencial para el desarrollo de una democracia. Y que los jóvenes tenemos que asociarnos. Y no le faltaba razón. En una sociedad libre tenemos que poder juntarnos como nos de la gana ¡hasta ahí podíamos llegar! Pero eso dista bastante de que el gobierno tenga que regular cómo lo hacemos, que tengamos que registrarnos en censos burocratizados y que eso nos de derecho a una serie de subvenciones para sufragar pajas mentales de cuatro listos.

Al final no es más que una forma de imponer un modelo que se supone bueno. Los jóvenes tenemos que meternos en asociaciones y en vez de salir por ahí, intentar culturizarnos ¿Por qué? ¿Por qué se tienen que gastar fortunas de dinero público –es decir, robado a los ciudadanos en forma de impuestos- para impulsar eso?

Todo esto ha generado que se creen una serie de instituciones en torno a las asociaciones que, teóricamente, representan a la juventud. Preguntas a cualquier estudiante por el INJUVE y te mira con cara de gilipollas. ¿Qué clase de representación es esa? Sin embargo, en eso es donde se materializa el derecho de asociación ¡Toma castaña! Lo que se supone una libertad, se convierte en una institución constructivista donde las haya. Goverment knows what´s up to you, y tal.

Sin ir más lejos, Red Liberal, sin tanto papeleo y mamoneo demuestra funcionar mejor. Somos gente que escribimos sobre una serie de temas que nos interesan, quien quiera leernos puede hacerlo pero no obligamos a nadie a que nos los subvencione ni montamos ninguna parafernalia de representación de ningún colectivo. Si en mi grupo de colegas decidimos salir a pescar, no necesitamos crear la asociación de amigos de la pesca ni federarnos para representar a todos los pescadores del país ante el gobierno. Simplemente, es el mamoneo por el mamoneo.

5 comentarios:

Stewie Griffin dijo...

Estoy de acuerdo Fonseca, ya lo sabes. Pero ahora piensa un momento, esto es lo que hay, el estado hace estas espupideces y comete estos atropellos, pero ¿has pensado las posibilidades de tapadera que ofrece una asociación juvenil? Todo el día gente entrando y saliendo... solo es una idea para sacar partido subvertiendo las propias normas de los criminales.

A3!

José Mateos dijo...

Yo siento tener que hacer lo mismo en cada post, pero es que metes la pataza hasta el fondo y yo no puedo quedar impasible, lo siento de veras.


1) Nadie te exige registrar una Asociación. De hecho, la dotrina del Tribunal Constitucional entiende que ésta se constituye desde el momento en el que se perfecciona el acuerdo de voluntades, ni siquiera es necesario un estatuto, por ejemplo.

Sí es necesario registrarla (y por consiguiente cumplir con los requisitos legales)... A efectos de publicidad. Es decir, sólo hace falta cuando quieres acudir al Estado para algo, véase pedir una subvención, por ejemplo (que puedes estar de acuerdo con las subvenciones o no, pero lo estarás en que para recibirla hay que estar registrado). Se puede uno asociar al margen del Estado. Simplemente, no te beneficiarás de él, pero la protección del Derecho de Asociación vas a tenerla de todas maneras. Lo que hace el Gobierno es exigir, para las asociaciones que quieran subvención u otro tipo de ayudas (y SÓLO para ellas), unos requisitos que además son muy lógicos: Registro, funcionamiento democrático, etc, etc.

Es algo parecido a los colegios privados: Cualquiera puede, amparándose en la Libertad de Enseñanza, abrir un colegio. Sin embargo, si queremos que estudiando allí se reconozcan diplomas oficiales, qué duda cabe de que deberá cumplir las exigencias legales. Pues con las asociaciones igual.


2) Y sobre lo otro que dices, se considera el Derecho de Asociación necesario no porque sí, sino porque hay fines que, dice el TC, que son imposibles de alcanzar personalmente. Los miembros de la Asociación "Amigos de la Pesca" evidentemente podrían ir a pescar sin ella, pero no sé, no podrían, por ejemplo, organizar una convención nacional de pescadores (o sí, pero no me negarás que es más fácil con una organización establecida previamente). Y como quiera que el Estado considera esas actividades beneficiosas, reciben subsidio público, igual que lo recibe gente de una beca, por ejemplo.


Te agradecería que contestases (si quieres hacerlo, el primero te digo desde ya que no es discutible) a los DOS puntos, y no hagas tu estrategia habitual de contestar a lo que te apetece.

Fonseca dijo...

1.- Nadie me exige registrarme pero si me obligan, como contribuyente, a pagar que exista un registro de asociaciones, un consejo, subvenciones, técnicos, etc... No te voy a salir con el rollo de siempre antitributario. Simplemente, que puede entender que tengamos que pagar SS, educación, etc... pero todo el rollo de asociaciones no es más que un mamoneo de cojones.

2.- ¿Y por qué tenemos que financiar esas cosas? Lo que cuestiono es ¿Por qué tiene que ser imprescindible para la sociedad la existencia de "x" asociaciones? Que yo sepa, el Estado del bienestar se basa en financiar cosas IM-PRES-CIN-DI-BLES; sanidad, educación, etc...

¿Por qué no pueden financiárselas los mismos socios? Con mi asociación, Fuerza Rebelde, estuvimos años haciendo convenciones de fans de Star Wars sin subvenciones ni consejos locales, lo único para lo que recurrimos al Estado fué para que nos cedieran el centro cívico.

Si quieres un ejemplo más radical, te invito a que conozcas el Instituto Juan de Mariana. No cobran NI UNA PUÑETERA SUBVENCIÓN PÚBLICA. NI UNA. Y ahí están su lista de congresos, convenciones, escuelas, ponencias y publicaciones que avalan que ES POSIBLE financiar cosas cuando se quiere y hay pelotas.

Saludos. Puedes contestar si quieres pero no esperes que me dedique todos los días a contestar tus cosas. Que por norma general no son más que dar vueltas sobre lo mismo una y otra vez. Si dispones de tanto tiempo para perderlo, yo no. Lo siento.



Fonseca

Fonseca dijo...

Stewie...:p


Fonseca

Rubén dijo...

Mamoneo sí que es, pero tiene su truco. Con las subvenciones se controla muy bien. Si estás con nosotros tendrás más. Si no, ya sabes. En algunos lugares, a base de primar a grupos "radicales" han eliminado toda oposición. Yo conozco el caso de Elche, donde el ayuntamiento lleva años maniobrando y le funciona bastante bien. Más dinero supone más poder. La representación es otra cosa porque asociarse se asocia poca gente. Pero las decisiones se toman con particípación de esas asociaciones y, evitando críticas, recabando apoyos, todo va viento en popa. Además, el dinero lo ponen los contribuyentes. Es perfecto. ¿O no?