sábado, febrero 09, 2008

¿Moral de estado para los musulmanes?

Si defendemos la libertad de credo y la potestad de los padres para decidir que educación quieren para sus hijos ¿Por qué tenemos que prohibir que las alumnas musulmanas vayan con velo a clase?

Entre tanta gilipollez de “alianza de civilizaciones”. De todos juntos de la mano, rollo fraternal, cuanto amor, cuanta paz y dejemos que los islamofascistas campen a sus anchas y no seamos neocon, Rajoy ha sacado una medida de inmigración cuanto menos curiosa. Y con ello, sale el debate evidente sobre la integración de los extranjeros, especialmente los musulmanes por ser los más problemáticos (culturalmente, al menos). Integristas muchos de ellos, con tradiciones machistas y de lo más antidemocráticas. Las cosas por su nombre.

Surge entonces el dilema ¿Debemos tolerar sus costumbres? Somos, se supone, un país plural, más o menos de tradición liberal. Hay libertad de credo y cada uno puede llevar la vida que le de la gana siempre y cuando no moleste. Los que defendemos esos principios tan propiamente occidentales exigimos libertad de educación y que el estado no se meta en los asuntos privados de nadie. Sin embargo, cuando se trata de integristas de costumbres reprobables, que obligan a sus mujeres e hijas a salir con burka a la calle o a ir acompañados por el marido al médico, la cosa cambia. Entonces es bueno que el estado-providencia venga a decirles lo que es bueno. ¡Con un par!

¿Qué pasa si una niña marroquí quiere ir con velo a clase o si la mujer acepta, voluntariamente, ser oprimida por las leyes machistas musulmanas? Sarna con gusto no pica. Si la mora decide soltarse la melena, -ancha es España- mandar a tomar por culo al marido e independizarse, puede hacerlo perfectamente. Si no lo hace ¿No puede ser que realmente quiera aceptar su cultura? ¿Y por qué no tiene el mismo derecho que tenemos los demás a educar a sus hijos como queramos? ¿En este caso sí es bueno imponer la moral de estado para los musulmanes? ¿O vamos a prohibir la libertad de credo a todos aquellos cuyos valores no casen con los de la “corrección política”?

Con tanto gilipollas sesentayochista es fácil perder el norte. Pero, precisamente, la base de una sociedad abierta es que “mientras no me salpiques, haces lo que quieras”. Así que, por mi parte, mientras el Mohhamed de turno no se imponga sobre ninguna Carmen, cumpla la ley y pague sus cervezas, puede dejarse la barba taliban tan larga como le salga.

18 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Mi postura es que no se debe permitir ninguna religión o secta que sea incompatible con la Democracia y con un Estado de Derecho.

rojobilbao dijo...

Sin una mujer libremente quiere llevar el velo, es cosa suya, pero el velo es muestra de sumisión al varón, por lo que no debe permitirse su uso en menores. Una niña no es la propiedad de ningún padre.

octopusmagnificens dijo...

La argumentación de Fonseca es sólida y en principio estaría de acuerdo porque cada cual debe ser libre de hacer con su cuerpo y con su vida lo que le venga en gana. Pero el verdadero fondo de la cuestión radica en que el Islam y el terrorismo son indisolubles, y a los hechos nos podemos remitir. Siendo precisos hay que afirmar que los inmigrantes musulmanes suponen una amenaza a nuestra seguridad, y por consiguiente urge adoptar medidas preventivas y asumir que nos encontramos en estado de guerra. Represión social, policial y militar. Hay que ir a por ellos, discriminarlos como se discrimina a los terroristas y hacerles la vida imposible. Deben abjurar de su religión/ideología o hacer las maletas y regresar a África o Asia. En conclusión yo apoyaría entusiásticamente leyes ad hoc para resolver la cuestión musulmana. Estoy harto de esa gente.

Fonseca dijo...

El padre tiene el derecho a educar a su niña como quiera. Bien sea en valores católicos o musulmanes. ¿Quien eres tú para juzgar si el velo es una muestra de sumisión al varón o si eso es bueno o malo?

Otro podría pensar que el hecho de que las chicas lleven falda es cosificarlas.

No es ser relativista, es ser tolerante. Obviamente pienso que el burka es execrable pero más aún me parece imponer lo que yo creo que es bueno.

Aunque si todas las chcias llevan el burka como la de mi foto... es para pensárselo dos veces!



Fonseca

Fonseca dijo...

Octupus, soy un firme defensor de que "el fin justifica los medios SIEMPRE Y CUANDO los medios no frustren el fin". Si luchamos contra el terrorismo es porque queremos que haya libertad. Si coartamos la libertad para luchar contra el terrorismo, estamos frustrando nuestro fin último.

No, de ninguna manera. Luchemos contra el terrorismo, sí. Pero sin socavar nuestros principios. Eso déjaselo a los socialistas, que crean GALes y negociaciones encubiertas.

Un saludo.



Fonseca

octopusmagnificens dijo...

Coño Fonseca, pero para luchar por la libertad tenemos que NEGAR la libertad a los terroristas.

JotaEle dijo...

¿Por qué tenemos que prohibir que las alumnas musulmanas vayan con velo a clase?

Prohibir, prohibir, no. Pero si se trata de normas del centro, por ejemplo si es un colegio católico, por poner un ejemplo real, debe poder corresponder a éste tomar las medidas disciplinarias que estime oportunas. Si el padre no encuentra un centro a su gusto o no puede pagar un colegio musulmán privado, tendría que aceptar las normas del centro público y no ser el centro quien tenga que adaptarse a las exigencias padre musulmán.

En Francia, la enseñanza pública hace hincapié en la laicidad y prohibe expresamente la ostentación de signos religiosos (un colgante con una cruz o estrella de David, debe llevarse por dentro), por lo que el velo ha causado gran polémica. Aquí, creo que podemos tragar con el asunto del velo propiamente, pero es que lo siguiente esta siendo que se interrumpan las clases para que los alumnos musulmanes recen, o problemas con la comida, o intolerancia hacia la coeducación, o a que los profesores de los chicos sean mujeres, etc.

Fonseca dijo...

JotaEle, totalmente de acuerdo contigo. El musulman no puede IMPONER sus ideas frente a la libertad del colegio de poner sus propias normas. Tampoco puede hacerlo un católico o una familia comunista que se queje de que a su hijo le enseñen religión en un colegio del Opus ¡Sa jodío mayo con las flores!

Octopus, una cosa es negar la libertad a los terroristas y otra presuponer que uno es un terrorista solo porque sea musulman y negarle su libertad de entrada. Es hacer lo mismo que hace la SGAE al tomarnos a todos por piratas cuando compramos CDs.


Fonseca

octopusmagnificens dijo...

Eres muy benévolo con ellos Fonseca. Acepta al menos que ser musulmán es un factor de riesgo. Es una característica determinante a la hora de identificar a un terrorista potencial.

José Mateos dijo...

Es que la propuesta de Rajoy es una gilipollez, redundante y confusa.

Patu dijo...

Fonseca, por una vez y sin que sirva de precedente, estoy totalmente de acuerdo contigo: las mujeres tienen derecho a cubrirse el pelo si les da la gana. La gente habla mucho del caso de Francia, pero parece olvidarse, por ejemplo, de Alemania, donde hay un gran porcentaje de población turca, iraquí y persa, y el uso del pañuelo islámico no se contempla como una lacra social. He visto adolescentes que lo lucen como un complemento más, lleno de color, y están perfectamente integradas en una sociedad en la que la mujer cuenta con todos sus derechos. Personalmente nunca he pensado que cubrirse la cabeza con un trozo de tela sea un gesto de sumisión al varón mayor que pintarse la cara como una pared o destrozarse la espalda haciendo equilibrismos sobre unos tacones, gestos no sólo plenamente integrados en esta sociedad nuestra tan igualitaria, sino prácticamente obligatorios so pena de descrédito social.

Alberto Esteban dijo...

Tienes un premio en mi blog.

Saludos

libertyvallance dijo...

Y forzando un poco más las cosas... te parecería legítimo prohibir llevar capuchones del KKK en el colegio, o camisetas de Herri Batasuna? (sí, sí, ya sé que no es lo mismo. Pregunto por curiosidad).

Lanarch dijo...

Jotaele: > Prohibir, prohibir, no. Pero si se trata de normas del centro, ***por ejemplo si es un colegio católico***, por poner un ejemplo real, debe poder corresponder a éste tomar las medidas disciplinarias que estime oportunas. Si el padre no encuentra un centro a su gusto o no puede pagar un colegio musulmán privado, ***tendría que aceptar las normas del centro público*** y no ser el centro quien tenga que adaptarse a las exigencias padre musulmán.

¿Hay centros públicos católicos?


Personalmente opino que no debería haber símbolos religiosos ni políticos en ningún colegio, sea público o privado. Pero mientras no haya huevos de decirle a las monjitas que vayan en vaqueros ni que las cruces y demás símbolos se queden en casa, pues la misma norma para todos.

El problema es que la propuesta no ha sido "la escuela debe ser laica" (y por tanto el mismo tratamiento para todas las religiones), sino el tufillo de "a ver qué se han creído los moromierdas estos".

Por cierto, Fonseca, desafortunadilla frase esta:

> Así que, por mi parte, mientras el Mohhamed de turno no se imponga sobre ninguna Carmen...

¿Si se impone sobre una Samira no pasa nada? Es que poner un nombre árambe con uno castellano tiene cierto tufillo también. Ya sé que vas de provocador y tal, pero vamos...

Fonseca dijo...

Lanarch, la frase no es para nada desafortunada. Si alguien la saca punta es que es gilipollas. La corrección política es tan falsa como por un lado censurar que la gente llame a Chávez "gorila rojo" porque es "reírse de sus defectos físicos" y por otro lado no duda en hablar de Fedeggico y los libeggales, como si burlarse de que alguien tenga frenillo no sea lo mismo.

Libertyvalance, me parece totalmente legítimo que alguien del KKK vaya como le salga. Lo mismo opino de un borroka. En mi clase (y vivo en Valladolid) hay gente que lleva símbolos abertxales (ver uno de mis post de diciembre) y que incluso me los ha restregado por la cara sabiendo que soy afiliado al PP. Y no ha pasado nada, excepto que la pobre mujer ha quedado como lo que es, una subnormal.

Octopus, cuando veo un musulman, lo primero que me viene a la cabeza es ¿maltratará a su mujer?. Pero eso no me da derecho a quitarle derechos de entrada.




Fonseca

Lanarch dijo...

> Lanarch, la frase no es para nada desafortunada. Si alguien la saca punta es que es gilipollas. La corrección política es tan falsa como...

Ni corrección política ni leches. Responde, ¿qué es lo grave, que le sacudan a sus mujeres o que le sacudan a las españolas?

Si es lo primero, tu frase es desafortunada (o gilipollesca, si nos ponemos así), no provocadora. Si es lo segundo... en fin. Me abstendré de comentar.

Fonseca dijo...

Creo que se entiende que con Carmen, me refiero a mujer occidental que no quiere aceptar las costumbres musulmanas. Oye, si la tal Samira quiere llevar velo, con su pan se lo coma. Si no es así, la puedes meter en el grupo de las cármenes.

A buen entendedor...


Fonseca

Lanarch dijo...

> A buen entendedor...

Yo me expreso perfectamente, y si alguien no me entiende es culpa suya, por gilipollas :P

Aún no sé si es que, simplemente, te ha traicionado el subconsciente, o es que con este rollito tuyo de la provocación y la incorreción política te has pasado de frenada XD