domingo, mayo 11, 2008

¿Esperanza Aguirre es anarcocapitalista?

En Madrid, la gente ya no se fía de los servicios públicos y que por eso, cuando se habla de privatizarlos nadie se echa las manos a la cabeza. ¿Comunidad de Madrid S.A.?

Normalmente cuando leo el plural me pongo de mala leche pero algunos días contados es la única alegría del día. Hoy es uno de ellos. El artículo de Villena Oliver viene a decir, básicamente, que Esperanza Aguirre, lejos de ser la socialdemócrata que algunos quieren ver, es toda una anarcocapitalista de tomo y lomo. ¡Para que luego digan que yo sobro en el PP!


“Esperanza Aguirre sigue avanzando en la privatización absoluta de la Comunidad de Madrid”.

Básicamente el artículo habla de cómo en Madrid la gente ya no se fía de los servicios públicos y que por eso, cuando se habla de privatizarlos nadie se echa las manos a la cabeza. Lo llama contrarrevolución. Que ya se sabe que el término revolución es una trademark de la izquierda.

Pues mire, señor Oliver, no hace falta irse a Madrid. Tan solo le apelo a la lógica (bueno, que escribiendo en el plural no sabrá lo que es eso). Simplemente ¿no se le ha ocurrido pensar que, a lo mejor, si la gente no confía en los servicios públicos es porque no son fiables? ¿Que si las políticas liberales han servido a Esperanza para ganar unas elecciones con más de la mitad de los votos es porque funcionan? Que el votante medio no va a las urnas con ideologías sino con una cartera llena o vacía. Y en base a eso, elige.

No obstante, por una vez, espero que la profecía de el plural se cumpla ¿Una “Comunidad de Madrid S.A.”? Suena tan bien que me dan ganas de ir haciendo las maletas…

15 comentarios:

Elentir dijo...

Lo que debe romperles los esquemas a los progres radicales de Sopena y cía. es que Esperanza Aguirre consiga arrasar en las elecciones con políticas liberales, después de todas las mentiras y tonterías que han dicho medios como elplural sobre el liberalismo.

Prevost dijo...

No te líes Fonseca.

Oliver, como los argumentarios socialistas, parten de una premisa falsa, y es que los madrileños no se fían de la Sanidad pública.

El resto es paja y más mentiras.

Kar-El dijo...

"Básicamente el artículo habla de cómo en Madrid la gente ya no se fía de los servicios públicos y que por eso, cuando se habla de privatizarlos nadie se echa las manos a la cabeza"

En Madrid nadie se fia de los servicios públicos...porque Esperanza se ha encargado de irlos deteriorando, a costa de desviar lo que se gastaba en ellos con dinero público a clínicas privadas de unos pocos.

Y sí, la gente se tira las manos a la cabeza. La gente que se niega a ser operada en centros concertados con material tercermundista son cada vez más, si vas a consulta verás cómo todo ambulatorio está empapelado de carteles denunciando el abandono de la Comunidad de Madrid por lo público, es difícil pasar dos meses aquí en Madrid sin huelgas por la falta de personal y medios.

El argumento de la cartera es de risa, por cierto: por esa regla de tres podríamos decir que Zapatero venció a Rajoy porque España iba de maravilla para el currito medio, cuando no es así.

Ah, y Esperanza tiene de liberal lo que Mayor Oreja o Fraga. Madre mía, ahora a cualquier democristiano le llaman liberal.

País.

Fonseca dijo...

Claro, la taimada Esperanza empeora a posta los servicios públicos para que desconfiemos de ellos y nos hagamos todos liberales.

Mejor aún. Todo forma parte de un maquiavélico plan de conquista mundial... o para encontrar la caja de donuts escondida detrás del armario del despacho del consejero de economía y hacienda de la CCAA de Madrid.

Solo Edd "El bellota" conoce todos los detalles. Tendré que preguntarle...


Fonseca

Lanarch dijo...

> Básicamente el artículo habla de cómo en Madrid la gente ya no se fía de los servicios públicos y que por eso, cuando se habla de privatizarlos nadie se echa las manos a la cabeza.

Pues yo solo he escuchado quejas sobre los hospitales privatizados.

> Claro, la taimada Esperanza empeora a posta los servicios públicos para que desconfiemos de ellos y nos hagamos todos liberales.

Pues en realidad un poco a eso suena. Privatizas hospitales y al poco el personal se larga cabreado y los vecinos se quejan. Supongo que por puritita ideología y no por "la cartera llena o vacía".

Por cierto, lo de "anarcocapitalista" me parece un insulto. Siento darte esa satisfacción pero es así: robáis palabras para "desactivarlas".

Miguel Pazos dijo...

Buah, yo cuando me meto a leer elplural me río de las ineptitudes y tonterías que dicen. No sé yo si irme a vivir a Madrid.

Un saludo

Prevost dijo...

El quiz de la cuestión es que Esperanza Aguirre ha construido ocho nuevos hospitales públicos y decenas de nuevos centros de salud públicos en tan sólo 4 años.

Eso a un liberal puede molestar, pero para el socialismo es mortal porque como gestora de lo público con sus ramalazos liberales es imbatible en las urnas.

Y eso lo saben los madrileños, y por eso el ahínco con determinados temas como la Sanidad, donde no se habla de los problemas reales, de las necesidades de los madrileños, sino de los mundos de yuppie que se crean desde Ferraz para ver si consiguen dañar su imagen.

LLevan así ocho años, ocho más?

Kiuski dijo...

Privatizar la sanidad es una cosa, y privatizar la gestión es otra completamente.

Parece ser que al funcionario no se le puede echar haga lo que haga, o mejor dicho, aunque no haga nada...; pero el concierto con un hospital privado se puede anular y cancelar en cualquier momento.

EFICIENCIA DEL GASTO PUBLICO.

Defender lo público, tan sólo por ser público, es un gran error, típico de sociedades adormecidas, con gobiernos totalitarios, en donde no importan las personas, sus problemas y necesidades, sino que sea el Estado, ese Ente Anónimo el que paga a la mitad de la población por hacer o no hacer... eso da igual.

Lo demás... gilipollez!

Daniel Rodri­guez dijo...

Oye, ¿y qué hospitales han sido privatizados en Madrid, Lanarch? Te ahorro la respuesta: absolutamente ninguno. Que te tengas que inventar incluso "quejas" que es lo "único que oyes" sobre unas instituciones inexistentes demuestra la falta de escrúpulos y la incapacidad congénita de los progres por basarse en hechos reales y no en prejuicios ideológicos a la hora de intentar dar razones en una discusión.

¡Que más quisiéramos muchos que la sanidad fuera privatizada! Pero que encima se inventen algunos que ya lo ha sido por motivos estrictamente sectarios ya es de traca.

alberto.djusto dijo...

Quizá me equivoque pero las quejas de la izquierda madrileña van por el mismo camino que apunta el autor del artículo. Me explico. Dicen (yo lo desconozco) que los hospitales son privados pero que la sanidad pública los emplea en una suerte de arrendamiento, sin que nadie sepa lo que hay detrás, durante 30 años (o los que sean). Argumentan los socialistas que después los hospitales serán privados por completo.
No sé si será cierto pero de serlo es una auténtica revolución silenciosa y pausada. Tal vez demasiado ingenioso para Espe, y demasiado largoplacista para un político.

Stewie Griffin dijo...

"Debido a que mucha de su gente [del movimiento libertariano]... Han venido de la derecha, sigue habiendo acerca de él por lo menos un aura o, tal vez, una miasma defensiva, como si de verdad sus intereses centrales fueran, por ejemplo, la defensa de la propiedad privada. La verdad, por supuesto, es que el libertarianismo quiere impulsar los principios de la propiedad, pero de ninguna manera quiere defender, a buen o mal grado, todos los bienes que ahora se llaman privados."

"Gran parte de la propiedad es robada. Gran parte es de título dudoso. Todo esto está profundamente entrelazado con un inmoral y coercitivo sistema estatal que ha condonado, construido sobre, y se beneficiado de la esclavitud, se ha expandido y explotado a través de una brutal y agresiva política exterior colonial e imperial, y sigue manteniendo a la gente más o menos en una relación siervo-amo por las concentraciones de poder político-económico."

Karl Hess

En modo alguno considero como coincidentes con mi ideología a aquellos que defienden la propiedad privada frente a la pública. No existe tal cosa como propiedad "pública".

La izquierda libertariana, agorista, en la que yo me encuadro no defiende la propiedad "privada" que reconoce el estado, sino la propiedad entendida en un sentido lockeano.

Mi defensa de la propiedad es iusnaturalista, no utilitarista. Mi interés no es simplemente que las empresas y servicios estatales pasen a manos de particulares. Eso me da igual, y hasta puede ser contraproducente, porque supone un balón de oxigeno para el estado y su clase dirigente.

Por eso nos ponemos a estas privatizaciones que simplemente suponen el regalo o la venta por parte del gobernante de algo robado, y por tanto en posesión ilegitima.

Las privatizaciones deben ir de abajo a arriba según el principio de ocupación originaria (considerando al estado como propietario criminal y por tanto todas sus posesiones como no ocupadas).

La defensa del libre mercado con una distribución injusta, fruto del crimen, de los títulos de propiedad puede ser tan insana y despótica como el estado.

Liberalismo sin anarquismo es nihilismo, anarquismo sin liberalismo es utopía.

http://kill-lois.blogspot.com/2008/02/vdeo-por-un-libertarianismo-agorista-de.html

Stewie Griffin dijo...

En cuanto a Esperanza Aguirre, ella es el verdadero enemigo, la que va a confundir a todos (lo hace hasta con fonseca) al llamar privatización y libre mercado a una farsa en favor de sus amigos.

Así la gente seguirá haciendo caso al estado en lugar de rebelarse y crear mercados, instituciones y empresas de protección y justicia contraestatales al margen de la mafia. El estado se verá aliviado al descentralizar y podrá seguir vendiendo su buena gestión.

Quienes apoyan a un líder político son cómplices incoscientemente de todos los crímenes del estado. En el momento que obedeces ya todo da igual, da igual que tú amo de esclavos favorito sea Esperanza, Zapatero o Adolf Hitler, el estado habrá conseguido sobrevivir en tu mente, y tú no estarás actuando contra él.

Muchos de los que te piden que apoyes a Esperanza, solo son otro puñado de listos que quieren vivir a tu costa, simplemente por prometerte que si te arrodillas ante su señora recibirás 7 latigazos en lugar de 10. ¡Que les den! Yo escojo no recibir voluntariamente ningún latigazo.

A3!

Stewie Griffin dijo...

En definitiva la elección individual de cada uno de nosotros no es cuanto estado queremos, si no si queremos estado o no. Si lo queremos somos cómplices de todos y cada uno de los asesinatos y robos perpetrados por el estado español. Si decidimos que no queremos estado, debemos ser consecuentes en nuestro actuar con respecto a nuestras creencias éticas, a la hora de decidir nuestros métodos.

Quienes te dicen que de ti depende el curso del estado, mienten. Se han creído el cuento chino de la democracia, de que somos nosotros quienes decidimos. Son tan utópicos y contraproducentes como cualquier marxista.

Jonsy Gaviota dijo...

Privatizar, lo que se dice privatizar... no se ha privatizado ninguno. Lo que pasa es que los nuevos hospitales se han creado como fundaciones, de manera que la gestión no corre directamente a cargo de la Consejería de sanidad.

Hace dos semanas tuve que ir al Centro de Salud de mi zona. El traumatólogo Me "recetó" una ecografía del hombro. Me dieron cita en una clínica privada para siete dias despues. En la clínica me atendieron maravillosamente bien, con solo 15 minutos de espera y explicándome todo con todo lujo de detalles. Y eso que venía derivado de un centro público...

La guinda fue cuando me dijeron que tenían que enviar el informe al centro de salud, pero que como no tenían garantías de que llegara a tiempo (¿He oído huelga de médicos?) a la consulta para mi cita de revisión, me sugirieron que pasara a recoger una copia en mano "por si acaso".

Ahora pregunto: ¿Cuál es el problema de privatizar las consultas externas?. Mi respuesta: Que el informe que se genera en el acto y se envía al hospital de zona, no llega a tiempo al centro de salud

Creo que mi respuesta sobre qué tipo de sanidad prefiero está clara. Ahora solo queda conseguir que las retenciones a la Seguridad social se le den al trabajador para que éste escoja y pague el sistema de pensiones y de sanidad que prefiera

Stewie Griffin dijo...

Quisiera aclarar que considero a los no anarquistas Cómplices inconscientes, no dolosos. Siento si se puede malinterpretar.

Como ya he aclarado a Prevost en mi bitácora, "yo puedo, con la mejor de las intenciones, apoyar una monstruosidad en la ignorancia de su naturaleza, como en mi opinión ocurre con respecto al estado".