domingo, mayo 04, 2008

Nombres ilegales

Resulta que un padre no puede ponerle a su niña el nombre que le salga de las narices porque no está en la lista de nombres “ponibles”. Podría llamarla “Jennifer” o Güirnijiuston” pero no “Llanta”.

Una pareja feliz estaba en un atasco. Nosecuantas horas en el coche sin hacer nada. Un coñazo vamos. Y en esto que con tanto ruido de motor, bocinazo de los coches vecinos y “¡pero arrancar por ahí delante de una puta vez joer!” de algún conductor desesperado, les entra el calentón. Nueve meses después nace una preciosa niña (¿A que suena a cuento de Julio Cortázar?). El padre al registro más contento que unas castañuelas:

-¿Qué nombre le va a poner a la criatura?
-Llanta –dice el hombre emocionado-
-¿Cómo?
- Bueno… es que… la concebimos en un coche, ya sabe… y por eso, para recordar tan bonita escena hemos decidido llamarla Llanta
-Lo siento pero ese nombre no lo pueden poner. No viene en la lista…

Así como lo digo. Resulta que un padre no puede ponerle a su niña el nombre que le salga de las narices porque no está en la lista de nombres “ponibles”. Podría llamarla “Jennifer” o Güirnijiuston” pero no “Llanta”. ¡Habrase visto semejante despropósito!

Menos mal que ya tenemos a papá Estado vigilando porque nadie ponga nombres ridículos a sus hijos. Que para algo pagamos a burócratas, para que velen por el buen gusto en esta sociedad. ¿Os imagináis que hubiera libertad de nombres? Todo el mundo llamándose “Llanta”, “Ladrillo” o “Emilio Putez”… ¡Sería el infierno en la tierra!

31 comentarios:

Elentir dijo...

Yo pensaba que esto de la lista de nombres "aptos" ya no existía en España, que era cosa del franquismo. Estoy flipando a colores. Lo malo es que si alguna vez tengo una hija, seguro que no me dejarán que le ponga "Galadriel", que es mucho más bonito que muchos nombres españoles que conozco. Snif, snif... :-(

Fonseca dijo...

Bah igual Galadriel si te dejan, que hay mucho friki por ahi suelto...:p


Fonseca

Bardo Loco dijo...

Copipasteo:

El artículo 54 de la Ley de 8 de junio de 1957, del Registro Civil, queda redactado en los siguientes términos:

"En la inscripción se expresará el nombre que se da al nacido, si bien no podrá consignarse más de un nombre compuesto, ni más de dos simples.

Quedan prohibidos los nombres que objetivamente perjudiquen a la persona, así como los diminutivos o variantes familiares y coloquiales que no hayan alcanzado sustantividad, los que hagan confusa la identificación y los que induzcan en su conjunto a error en cuanto al sexo.

No puede imponerse al nacido nombre que ostente uno de sus hermanos, a no ser que hubiera fallecido, así como tampoco su traducción usual a otra lengua.

A petición del interesado o de su representante legal, el encargado del Registro sustituirá el nombre propio de aquél por su equivalente onomástico en cualquiera de las lenguas españolas."

A mí me parece bastante bien. No me hubiese gustado que me llamasen como a un objeto. Por cierto, hace tiempo leí una sentencia sobre un padre que decidió llamar a su hija María Arwen. La duda estribaba en si estaba claro a qué sexo pertenecía el nombre. Al final, si no recuerdo mal, se llamó a la niña María Arwen. Creo recordar, además, que fue en Valladolid.

En ciertos países de América del Sur la elección del nombre es libre. No me gustaría vivir allí vistos algunos nombres.

Manuel Delgado dijo...

El ejemplo se puede poner aún más exagerado: en España, no te puedes cambiar el nombre ¡A TI MISMO! Con lo de los niños, siempre habrá alguien que diga que es para defender al menor pero, en el caso de un adulto (perfectamente capacitado para otras cosas como, por ejemplo, pagar impuestos) también ha de ser un juez el que autorice el cambio de nombre y eso sí que no se puede justificar. Es decir, se nos niega la potestad sobre algo tan íntimo y personal como el nombre por el que queremos ser conocidos.

Me da que es más fácil ya cambiar de sexo que de nombre.

Fonseca dijo...

¡Como mola, Bardo Loco! ¿Y quién es el registrador para decir qué nombre es o no ridículo?

Quiero decir ¿Hay alguna normativa que especifique qué nombre es ridículo y cual no?

¿Por qué se supone entonces que el burócrata tiene más razón que el padre?


Fonseca

Marzo dijo...

Es un signo de que se nos considera propiedad del Estado. Al menos a tu perro puedes llamarlo como quieras. Todavía.

>Me da que es más fácil ya cambiar de sexo que de nombre.

Si quieres ponerte un nombre que está en la lista de los del otro sexo, es imposible hacerlo sin cambiar de sexo. En ese caso, también es imposible conservar el nombre si cambias de sexo.

Lo curioso es que en partes de América no son inauditos para varones nombres que en España el juez prohibiría poner a un hijo o a uno mismo; no sé, Pilar, Rosario o Loreto.

Retroferran dijo...

Bardo Loco tiene razón: en Brasil, por ejemplo, los nombres son libres.

Viví en Sao Pablo en mi niñez y recuerdo que mis padres siempre explicaban que hubo un caso, en el estado de Mato Grosso, donde un padre políticamente muy "local" (para entendernos, sería como uno de ERC en Cataluña) le puso a su hijo "Matogrossense do sul"

JFM dijo...

Les recuerdo a todos los que dicen que los padres pueden poner le nombre que les salga de las narices que es el niño no los padres quien va a tener que llevarlo y que pude sufrir el ridiculo (ejemplo: Puta) o la hostilidad (ejemplo: un niño llamdo Hitlezr en Israel) debido a ese nombre. Por eso es por lo que segun los paises hay listas o criterios para elegir nombre.

Y si los padres insisten para eso estan los tribunales.

José Mateos dijo...

El Derecho del niño a un mínimo de honor es más alto que la libertad del padre de echarse unas risas.

coup de bâton dijo...

¡Con qué soltura manejan toda disciplina los representantes del liberalismo eclosionado! ¡nada se les resiste! seguro que cuando Castiglione escribió "El cortesano" pensaba en vosotros...

Para empezar, la distinción entre nombres masculinos y nombres femeninos no es, en modo alguno, "un signo de que se nos considera propiedad del estado" (sic, sic y sic) sino una herramienta tradicional, espontánea y ancestral para saber reconocer por un lado a quien es un hombre y a quien es una mujer. Nadie lo ha establecido desde arriba y sin embargo el estado lo reconoce. Y los frikiliberales se suben por las paredes. De este modo, un hombre es un hombre y una mujer es una mujer, y ambos se distinguen por unos nombres asignados a cada sexo, los cuales además tienen un significado etimológico y semántico que los definen como tal. Esto es algo que ha ocurrido toda la vida y en toda sociedad conocida y que, sencillamente, no funciona en la probeta ancap. Despreciar la naturaleza humana y las tradiciones tiene su precio.

Claro que, conociendo el percal posmoderno del autor del blog, no me extrañaría que a estas alturas se condenen los géneros como una "imposición ciencista" o, peor aún, una forma de "dominación de clase". Vamos, muy en la linea de la doctrina establecida desde la panadería-bollería de Beatriz Preciado (vid. http://youtube.com/watch?v=W8wfc2JNMd4)

Por otro lado, Señor Delgado, la autorización judicial para el cambio de nombre es un requisito bastante lógico si asumimos que una persona se inscribe en el registro civil a efectos estadísticos y de dar fe de las vicisitudes y cambios que acaezcan en su estado civil. Es un mero formalismo imperativo de seguridad jurídica y no "una negación de la potestad bla bla bla" como usted sugiere deshonestamente. Y si no, hágame el favor de citarme el caso de alguna solicitud de cambio de nombre que haya sido denegada.

Vaya tropa.

Dama Blanca dijo...

Ya sí se puede poner el nombre que se quiera. Si el hombre del registro lo pone en duda, se monta un juicio y, generalmente, te dejan cambiarlo. Y, si no, cuando cumpla 18, "el niño" puede ir al juzgado con dos testigos que afirmen que le llevan llamando así toda la vida, y el nombre se cambia.

Bardo Loco dijo...

"¡Como mola, Bardo Loco! ¿Y quién es el registrador para decir qué nombre es o no ridículo?"

Vuelve a leer lo que he subrayado en negrita. Quedan prohibidos los nombres que OBJETIVAMENTE perjudiquen a la persona.

Llamar a una persona con el nombre de una cosa perjudica claramente. Ya he puesto el ejemplo de la tal Arwen, no se impidió que se llamase así a la niña.

"El ejemplo se puede poner aún más exagerado: en España, no te puedes cambiar el nombre."

¿Me podrías poner la ley donde está eso? No la encuentro.

Dama Blanca dijo...

Es que, Bardo, esa afirmación es directamente mentira. En España SÍ te puedes cambiar el nombre.

coup de bâton dijo...

Uno de los rasgos comunes a toda ideología 100% maximalista, omniabarcante y dogmática es que sus militantes no suelen pararse a pensar en las consecuencias que su aplicación puede conllevar.

yosoyhayek dijo...

Yo conozco a un "Amador Salido", y aquí no pasa nada, jejeje, ;)
Saludos!

Anónimo dijo...

En el caso de mi hermano mi madre tuvo porblemas para ponerle Axel, que es un nombre bíblico (de Absalom), y consiguió ponerselo gracias a que el cura del pueblo también dió la aprobación, esto ocurrió a principios de los noventa, cuando el franquismo estaba superado, supuestamente. Yo creo que habria que dejar libertad.

Lanarch dijo...

Yo tuve un bisabuelo que se llamaba Esperanza XD

No sé si hay casos en los que la ley impida que pongan nombres horrendos a los nenes, porque eso no sale en los periódicos (¡hola, periodistas del mundo! ¡Trabajad un poco!). Siempre aparece el caso ridículo de los padres que quieren poner un nombre histórico o extranjero al nene y algún registrador gilipollas lo niega. Y al final lo suelen aceptar, pasando por trámites más o menos estúpidos. Pero seguro que hay casos de los otros.

Y en cualquier caso probablemente no se aplica la suficiente severidad, o no tendríamos Kevincosners o Yénifers por ahí correteando. Creo que cuando los padres pusieran según qué nombres a sus hijos, deberían ponérselo a ellos también, pa que se jodan XD

Marzo dijo...

Coup de Bâton:

>De este modo, un hombre es un hombre y una mujer es una mujer, y ambos se distinguen por unos nombres asignados a cada sexo, los cuales además tienen un significado etimológico y semántico que los definen como tal. Esto es algo que ha ocurrido toda la vida y en toda sociedad conocida

Pensaría uno que si un hombre es un hombre y una mujer es una mujer, no hace falta preguntar a alguien su nombre para averiguar cuál de los dos es.

En "toda sociedad conocida" según por quién: This list does not cover names in cultures where the names are often not gender specific, which is common in many cultures. For example, some African tribes have unisex names, and so do cultures which use names which are derived from properties, such as the Amish or many cultures in India.

Pero exotismos aparte, simplemente en inglés hay nombres que se usan tanto para varones como para mujeres. Además la naturaleza inmutable de los nombres al parecer a veces cambia: Some names that were once predominantly used as masculine given names are now primarily feminine given names, including Ashley, Beverly, Carol, Evelyn, Hilary, Jocelyn, Meredith, Shirley, Shannon, Sharon, and Vivian. Pero, en fin, la lista de nombres que pueden ser unisex en la Wikipedia en inglés incluye 47, sólo en la letra A. (Ayuda que los hay de múltiples orígenes lingüísticos). Supongo que deberían estar prohibidos; o, mejor, según algunas teorías "100% maximalistas, omniabarcantes y dogmáticas" en realidad no existen.

E incluso en español, un conocido mío se llama Loreto. Varón. Español. De más de 60 años de edad.

Lo de que somos propiedad del Estado se nota en que necesitamos autorización judicial para cambiar el nombre. Si las películas no mienten mucho en esto, en los USA uno simplemente _notifica_ al juez que cambia su nombre, que es un matiz.

coup de bâton dijo...

Que alguien calle a este friki cebado.

Miguel Pazos dijo...

Bua, que cada uno ponga el nombre que quiera. Eso sí, los hay poco normales, por así decirlo.

Un saludo

Stewie Griffin dijo...

Pues yo lo tengo claro como se siga beneficiando al genero femenino con discriminación positiva, por ejemplo la idea de Rojoy de que las mujeres desgrabasen (o algo similar, no recuerdo), voy y les cuento a los de la mafia que me llamo Pepita y que soy una mujer atrapada en un cuerpo de hombre, a ver si así me roban menos. Y va en serio, ¿sabéis por qué? porque ese registro es una vergüenza en si mismo, una aberración contra la libertad natural del hombre y la veracidad de esos datos me importa menos que nada. NO ERES TU DNI.

Thomas Sowell en su libro "la discriminación positiva en el mundo" explica que la gente, ante la criminal legislación que imponía discriminación positiva por motivo de raza buscaba un antepasado negro para declararse a sí mismo negro.

Ahora, que el estado imponga a la gente que nombres deben de tener es una imposición inadmisible - me alegro Elentir de que defiendas la libertad. Aunque tengamos diferencias, sabía que no me había equivocado contigo, pese a que creo que estas equivocado en algunas cosas tu intención es buena, no como la de otros liberticidas hoy si y mañana también que quieren dar lecciones de liberalismo -, y eso de un nombre objetivamente perjudicial es una falacia, no existe tal cosa. Si seguimos creyendo en la subjetividad del valor (cosa que ya hasta me temo que se olvide en la cruzada anti-liberal en marcha)y en la historicidad, no nos queda otra que admitir que no existen nombres objetivamente perjudiciales, cualquier tipo de apreciación de este tipo es subjetiva y tiene que entenderse dentro de un contexto cultural determinado.

Así que no solo el estado no tiene derecho a imponer una lista de nombres, si no que su justificación para hacerlo es una quimera.

¿Qué es lo que busca realmente el estado/partido con todas sus acciones intrusivas de la libertad individual natural del ser humano? Orwell en su día escribió:

http://kill-lois.blogspot.com/2008/05/dilogo-sobre-el-poder-el-partido-y-la.html

A3!

Retroferran dijo...

Yosoyhayek: ese "Amador Salido" está mas inventado que el tal Armando Esteban Quito... :-)

Bardo Loco dijo...

"No sé si hay casos en los que la ley impida que pongan nombres horrendos a los nenes, porque eso no sale en los periódicos (¡hola, periodistas del mundo! ¡Trabajad un poco!)".

¡Hola, público acomodado!¡Estudiad las leyes por vuestra cuenta si queréis saberlas, porque ese no es nuestro trabajo!

"En el caso de mi hermano mi madre tuvo porblemas para ponerle Axel, que es un nombre bíblico (de Absalom), y consiguió ponerselo gracias a que el cura del pueblo también dió la aprobación".

Ojo, no confundamos el registro civil, el legal, con el religioso, el del bautismo. Tengo un amigo cuyo hijo se llama Nathan y no ha tenido ningún problema, pero creo que aún no le ha bautizado. Creo que cierta persona que comenta por aquí también ha tenido algún problemilla de esos. XD

Libertymad dijo...

Que pruebe a ponerle "Llanta" en catalán o en vasco. Seguro que sí se lo aceptan.

Anónimo dijo...

Como complemento a lo escrito por Bardo Loco, añadir que en España no se pueden poner nombres:
- Que rimen con los apellidos
- Que puedan ser motivo de burla o menosprecio

En cuanto a lo de ponerse uno un nombre de persona perteneciente a otro sexo, recientemente se puede cambiar el nombre sin cambiar de sexo siempre que haya por medio un informe psiquiatrico que dictamine que la persona sea transexual realmente. Sin este informe, es imposible tanto el cambio de nombre como el de sexo.

Lanarch dijo...

Bardo, lo que digo es que la tendencia de los periódicos a señalar lo extraño convierte en omnipresente lo anecdótico. Y que aunque varias veces he visto como noticia "No me dejan llamar XXXXX a mi hijo", jamás he visto "Un gilipollas quería llamar a su nene Tontolculo y no le dejaron".

Yo creo que cada cual debería elegir su nombre al hacerse mayor. Pero también creo que permitir a los padres llamar soplapolleces a sus hijos atenta contra el derecho de los pequeños. Lo que pasa es que según la doctrina liberalilla los padres son dueños casi absolutos de los hijos.

Porque sí, Stewie: llamar a tu hijo Esperanza, o Darzbéider, hoy, aquí, es objetivamente una putada (uno por ser del otro sexo, y el otro por estar mal escrito hasta el paletismo). No creo que ningún padre tenga derecho a ello.

Bardo Loco dijo...

"la tendencia de los periódicos a señalar lo extraño convierte en omnipresente lo anecdótico".

No en vano es uno de los criterios de selección de la información. Porque el público lo quiere así, además.

coup de bâton dijo...

Estoy básicamente de acuerdo con el friki Lanarch.

No obstante, no le vengas a Stewie con conceptos "objetivos" o evidentes para toda persona sensata; él no los reconocerá sencillamente porque no se someten a los presupuestos mesiánicos de su particular ideología anarco-totalitaria. El mal que le puede hacer a un crío llamarse "gilipollas", "tonto del culo", "Hitler" en Israel o "Franciscofrancobahamonde" en Mondragón es evidente para cualquier persona que pise la Tierra. No haría falta explicarlo ni razonarlo, pero bueno, así estamos...

Por cierto, no dejen de estar atentos a esto: los progres quieren poner a los niños bajo la autoridad total del estado. Los frikiliberales, ancaps y amigos de Leon Degrelle como Elentir, por el contrario, creen que lo más adecuado para los infantes es que sean esclavos de sus padres.

Y lo más gracioso es que las terribles consecuencias que desencadenarían ambas posturas se esconden torticeramente apelando cada una a su respectivo, falso y sectario concepto de libertad: la libertad "absolutamente positiva" de los primeros y la libertad "absolutamente negativa" de los segundos. Esta última es ni más ni menos que un concepto solipsista del término cuya aplicación total devendría en un absurdo social y en la continua sucesión de situaciones indeseables.

Sectarios...

Más Burke y menos Rothbard.

coup de bâton dijo...

Marzo:

"Pensaría uno que si un hombre es un hombre y una mujer es una mujer, no hace falta preguntar a alguien su nombre para averiguar cuál de los dos es."

Salvo si no lo tiene delante, lumbreras.

"En "toda sociedad conocida" según por quién: This list does not cover names in cultures where the names are often not gender specific, which is common in many cultures. For example, some African tribes have unisex names, and so do cultures which use names which are derived from properties, such as the Amish or many cultures in India."

¡ah! agarráos que ya tenemos la ración diaria de escolástica wikipédica que, oh sorpresa, nos da la razón. Sería muy pertinente traer eso aquí si contradijera en algún modo lo que he dicho.

Y lo mismo con lo de los nombres unisex.

Respecto de las autorizaciones judiciales para el cambio de nombre, la ley al respecto le gustará más o menos pero es una falacia presentarlo como una situación en la que se requiere "autorización" judicial en sentido estricto. Nada de eso.

Stewie:

La subjetividad del valor es una teoría económica, la cual, ningún liberal niega. Ni tampoco la llevan al extremo, como hacéis los frikis. Aquí hablamos de nombres propios y por lo tanto, la economía no tiene nada que ver aquí, como tampoco es aplicable a la justicia, a los ejércitos o a la defensa nacional. Dicho esto, SÍ existen nombres OBJETIVAMENTE perjudiciales o deshonrosos, que a nadie le gustaría tener. Y en efecto, como bien dices, eso ocurre "dentro de un contexto cultural determinado".

Fonseca dijo...

Lanarch, un conservata dice que está de tu lado!!!!

Te ha llamado conservador... ¡Ya me jodería!!!



Fonseca

Marzo dijo...

Coup de Bâton:

>Salvo si no lo tiene delante, lumbreras.

¿Para qué quiere usted saber el sexo de alguien que no tiene delante? ¿Piensa tal vez casarse por correspondencia? Y ¿tanto le cuesta preguntarlo si le interesa?

>Sería muy pertinente traer eso aquí si contradijera en algún modo lo que he dicho.

Que haya nombres unisex en algunas sociedades conocidas contradice, me parece a mí (y a Aristóteles, estoy seguro), lo que dijo usted de que los nombres siempre identifican el sexo "en todas las sociedades conocidas".

>Respecto de las autorizaciones judiciales para el cambio de nombre, la ley al respecto le gustará más o menos pero es una falacia presentarlo como una situación en la que se requiere "autorización" judicial en sentido estricto. Nada de eso.

Ya. La ley dice que los cambios de nombre deberán siempre ser autorizados por el juez, que rechazará la petición en los casos X. ¿Pero es una falacia afirmar que se requiere "autorización" judicial? Bueno, en cierto modo; en efecto, no se requiere "autorización" entre comillas: se requiere autorización sin comillas.

>Aquí hablamos de nombres propios y por lo tanto, la economía no tiene nada que ver aquí, como tampoco es aplicable a la justicia, a los ejércitos o a la defensa nacional.

Para quien piense que la economía sólo tiene que ver con el dinero. (Tal vez; porque en cuanto a los ejércitos, ya Cicerón llamó al dinero "nervio de la guerra").