lunes, mayo 05, 2008

Fonseca y Compañía; Stewie

Una cosa hay que reconocer. Stewie es consecuente con sus ideas. En su radicalismo antiestado no se dedica a hacer ninguna loa a ningún político. Ni por afecto ni porque de "caña a ZP”. Simplemente, da la espalda a la política nacional. No en vano, en otro tiempo fué presidente de NNGG - Mieres y sabe que cuando uno habla del gobierno, siempre termina decantándose más por un partido que por otro. Así que se limita a escribir sus larguísimas reflexiones sobre el agorismo, que es algo así como el liberalismo vendido para quinceañeros.



Y aquí te le tenemos, con sus pintas bakalopunkarras, la cresta y los pantakas de Stewie Griffin, de quien toma el nombre para su bitácora.

3 comentarios:

Eigen dijo...

Pues quienes defienden -con el ejemplo o con el verbo- por principios morales el comercio en el mercado negro y gris sin agresión a inocentes merecen mi admiración. De hecho, a mi juicio, no es algo indefectiblemente anarquista sino algo ligado al anarquismo en el grado en que el vegetarianismo está ligado al ecologismo o en el que negarse a empuñar un arma está ligado al pacifismo: hay lógica correlación pero no implicación necesaria.

wg dijo...

Si el agorismo es el liberalismo para quinceañeros, el otro anarcocapitalismo -el académico y parlamentario- es el liberalismo para momias: tienen el cerebro seco, no hacen nada y hasta huelen mal.

snipfer dijo...

Te ha quedado tremendo!