domingo, septiembre 14, 2008

Lasalle, el liberalismo ES antipático

Todos llevamos un pequeño fachilla dentro. Alguien que quiere tener las cosas controladitas, creer en una estabilidad eterna sobre la que apoyarse aunque eso suponga perder nuestra autonomía. Ser el único responsable de tu vida acojona.

Por un lado me parece bien que Lasalle publique un artículo en “El País”. Que el hecho de ser un político del PP no significa que haya que cerrarse a ningún foro público. Más bien todo lo contrario. Por el otro, me sorprende que lo haga para darle cera a una compañera de partido, Esperanza Aguirre ¿No se supone que hay que dar imagen de unidad?

Pero lo que ya me toca las pelotas es se enmarque dentro de lo que es el liberalismo mientras reniega del mismo. Que diga que Thatcher y Reagan eran viles neocones. Y que todo aquel que defiende el libre comercio (AKA fundamentalismo del mercado) y la reducción del Estado también lo es. Que las cosas han evolucionado y ahora ser liberal es… ¿Qué es ser liberal, Lasalle?

¿No defender unas ideas porque, según parece, son antipáticas? Si Zapatero propugna su bubblegum socialism, este otro parece estar pidiendo un bis para la derecha. Sin darse cuenta de que no hay nada más desagradable que defender la libertad. El liberalismo ES antipático perse.

Porque, en el fondo, todos llevamos un pequeño fachilla dentro. Alguien que quiere tener las cosas controladas, creer en una estabilidad eterna sobre la que apoyarse aunque eso suponga perder nuestra autonomía. Buscamos un trabajo para toda la vida, una pareja que nos dure hasta la muerte y un piso en propiedad que legar a nuestro hijo. Y aunque sea utópico y la historia lo demuestre, la tentación de dejar que otro nos garantice ser felices es peor que ser cura y vivir al lado de un puti.

Ser el único responsable de tu vida acojona. Y una sociedad espontánea, donde todo está en movimiento y nadie puede asegurar lo que pasará mañana es antipático. Por eso las ideas liberales sólo triunfan cuando demuestran ser la única solución. Cuando Reagan y Thatcher las pudieron usar para afrontar una crisis que con medidas socialistas no iba a ningún sitio. Y por eso es ridículo que alguien venga a defender un bubblegum liberalism para intentar ser más simpático. Además, los lectores de “El País” no se van a volver peperos de la noche a la mañana.

9 comentarios:

Alberto Esteban dijo...

Ni de la noche a la mañana ni en un cuarto de siglo. Los lectores de toda lavida de El País nunca van a votar al PP.Pero los Lasalle, Gallardón y demás centristas nolo quieren entender. Allá ellos.

Saludos

Coase dijo...

Lassalle no tiene ni una buena idea ni una buena intención.

Alfredo dijo...

Lo que dice hoy en su entrada es un acierto poco habitual en algunos círculos.

Sí: las medidas liberales desde luego no son "populares" y hace falta un carácter especial para tomar medidas liberales de carácter económico como hizo Thatcher en su día. Fue la mujer más odiada en la historia de Inglaterra (aun hoy despierta odio pasional) y sin embargo, lo importante para ella era tomar las medidas adecuadas.

Anoche estuve yo explicando temas sobre la libertad económica (Era la "Noche En Blanco" en Madrid) y tuve audiencia por la gran afluencia de gente que se nos acercaba, interesada en escuchar mi explicación. Lo más habitual era tener que oir cosas como "joer eso parece del siglo XIX", ó "usted lo que quiere es más paro para los desfavorecidos" y tonterías de esas.

Eso sí: fui firme con todos ellos y con la progresía que se me acercaba porque demostraban su ignorancia de la historia y de la economía y me gustaba recalcarlo.

Yo considero que a muchos de esos no les vendria nada mal pasarse una temporada...bueno mejor lo dejo ahi no vaya ser que se compliquen las cosas.

Saludos

Miguel A. dijo...

Lassalle es así. No le gusta Hayek o Friedman porque fueron los artífices de las revoluciones conservadores de Reahan y Thatcher. Fonseca, tienes aquí trabajo con un tal andrés alvárez que dice que los anarcocapitalistas no son liberales. Y que el liberalismo clásico es el precursor del liberalismo keynesiano. Casi ná

Un saludo

Miguel A. dijo...

Reagan*

Prevost dijo...

Pues los neos, teos y demás parafernalias son el sustento de los Lasalles, a ver si aprendemos!!

Hay que centrarse -en el buen sentido-

Saludos.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

El liberalismo no es la ideología del PP. Invito a los que parecen dar por hecho que el PP "era liberal antes de la traición gallardonita de Rajoy" a que se lean los estatutos del Partido Popular y, qué narices, reflexionen un poco sobre la base social de este partido.

Es gravísimo que se identifique como liberal a gente como Palin, la candidata republicana a la vicepresidencia en EEUU. Y es gravísimo, para las expectativas y objetivos del PP, que se hable de que el PP tiene una ideología determinado o "va a dar la batalla ideológica". La razón es elemental: el PP, al contrario que el PSOE, aglutina prácticamente a toda la derecha española. Esto es: no puede permitirse tener un discurso que haga énfasis en la ideología.

Como también es grave que se considere al liberalismo español como una sencilla copia del anglosajón. Históricamente es una colosal mentira. Porque dado el poder tradicional de la Iglesia Católica en España las posiciones del liberalismo español son marcadamente laicistas e, incluso, anticlericales. El liberalismo anglosajón no ha tenido que lidiar con tales asuntos debido a que en EEUU hay una Constitución política que zanjó el tema de la laicidad dejando de una vez y para siempre a toda iglesia o confesión fuera de lo público (una situación que en España a día de hoy sigue relativamente lejana y con furibundos detractores se diga lo que se diga) y por tanto el fusionismo es algo posible. Aquí no.

Pero al fin y al cabo toda esta confusión no responde sino al interés de ciertos círculos marginales o extremistas en tener repercusión pública.

Y dejen ya ese asunto de sugerir que el PP representa el camino de la rectitud, que da grima.

Florecilla Silvestre dijo...

Alfredo, ¿qué me dices? ¿te pusiste al principio de la calle Preciados, por Sol como un predicador evangelista fustigando a Satán y a su legión de acólitos? Anda y dinos en qué sitio lo hiciste para poder corroborarlo y acallar a los maledicientes que te tienen por un fake.

Fabricio Tedel dijo...

Sobre el tema ideológico:

El mito del Estado mínimo neoliberal::

http://www.mutualismo.org/?p=207

Por otra parte tengo entendido que el PP es sobre todo una alianza de conservadores, ex-falangistas, y demócrata cristianos, nunca había escuchado que tenía una relación con el liberalismo, sólo que no es socialista pero el estar contra algo no te hace similar a su contrario.

A pesar de no conocer a fondo la realidad española tengo que coincidir con la anotación de Isidoro.